II Edición de los

El fallo de la II Edición de los Premios Taurinos Samueles se produjo el pasado 19 de septiembre en el albaceteño restaurante El Callejón de los gatos, donde, bajo la Presidencia de Honor del ganadero Samuel Flores Romano, se reunieron los miembros del jurado, compuesto por Luisa Gaspar, aficionada y veterinaria; Dámaso González, torero; Antonio Rojas, torero y profesor de la Escuela Taurina de Albacete; Juan Cantos Garrido “Pimpi de Albacete”, picador; Rafael López Cabezuelo, concejal de Asuntos Taurinos del Ayuntamiento de Albacete; José María Roncero, presidente de la Unión de Consumidores de España (UCE) y vicepresidente de la Unión de Abonados Taurinos de Albacete; Julio Fernández, aficionado y empresario; Ángel Ramírez, aficionado y abogado; Pedro Belmonte, periodista y cronista taurino; Carmelo Martínez Abenza, aficionado; Manuel Lorenzo, gerente de la bodega “Los Aljibes”, y Manuel Lozano Serna, director general del Grupo de Comunicación La Cerca.

Los Premios Taurinos Samueles, en su Segunda Edición, han sido concedidos a Paúl Abadía “Serranito”, el Premio Samueles A la Faena más completa; a “Pimentito”, perteneciente a la ganadería de Samuel Flores, el Premio Samueles Al Toro más bravo; a Francisco María González, el Premio Samueles a la Mejor suerte de varas; y a Javier Esperanza, el Premio Samueles A la Mejor faena realizada por un subalterno.

Como novedad, este año se ha institucionalizado el Premio Samueles A quien favorezca la Fiesta de los toros, que este año ha recaído en el Ente Público de Radio Televisión Castilla-La Mancha.

Puesto que en la Feria Taurina de este año se lidiaron, el día 16 de septiembre, toros de la ganadería de Samuel Flores, el ganadero, en el momento de la elección de la categoría Al Toro más Bravo, pidió no votar y estar fuera de la sala. Ante esta solicitud, el jurado, respetando su decisión de no votar por entenderlo como una muestra de transparencia, decidió que debía continuar en la sala.

Junto a las actuaciones de los premiados, se resaltaron especialmente las faenas de los toreros Miguel Ángel Perera, y Julián López “El Juli”, la corrida en la que se lidiaron toros de la ganadería de Daniel Ruiz, así como la labor de José Antonio Galdón “Niño de Belén”, este último con una mención expresa en el acta.

Por otra parte, durante el fallo del jurado, Samuel Flores propuso una mención especial para el toro de la ganadería de Daniel Ruiz, lidiado por el matador Julián López “El Juli en cuarto lugar el día 17 de septiembre y con el nombre de “Criado”. Valorando la iniciativa y reconociedo el valor de este magnífico toro, cuya bondad y lidia realizada ha sido merecedora de grandes reconocimientos, el jurado desestimó esta mención especial por no desviarse del espíritu y los criterios iniciales en la concesión de los Premios Taurinos Samueles.

La Banda Municipal de Música, guinda de la Gala

La Gala de entrega de los II Premios Taurinos Samueles, celebrada el 30 de octubre en un edificio tan emblemático en nuestra ciudad como es el Teatro Circo de Albacete, estuvo presentada por María Eugenia González Oroño y contó con las intervenciones de Manuel Lozano Serna, director del Grupo de Comunicación La Cerca; Isabel Flores, hija del ganadero albaceteño, quien pronunció unas emotivas palabras en torno a la figura de su padre; así como con las locuciones de cada uno de los premiados.

El acto estuvo amenizado por notas culturales como la lectura de un poema de la albaceteña Pilar Martínez, un panegírico de los “Samueles”, que es como se conocen a los toros del ganadero Samuel Flores, escrito especialmente para la ocasión y recitado por la propia poetisa.

Finalmente, un fin de fiesta muy esperado por el público asistente: un concierto especial de la Banda Municipal de Música de Albacete, dirigida por Fernando Bonete, que interpretó un repertorio de música española especialmente elegido para la ocasión, con pasodobles muy taurinos como ‘Pan y Toros’ o ‘Samuel Flores’, un auténtico deleite para los sentidos y sin duda alguna uno de los muchos atractivos de esta noche de la Fiesta Brava albaceteña.

Tras el concierto, Samuel Flores hizo entrega a Fernando Bonete, director de la Banda Municipal de Música de Albacete, de un cuadro del artista Juan Miguel Rodríguez. Igualmente y en medio de una gran ovación, Juan Cantos “Pimpi de Albacete” recibió un cuadro del mismo pintor de manos del director del Grupo de Comunicación La Cerca, Manuel Lozano, en homenaje a su persona, a su dilatada labor profesional dentro del mundo taurino y como gesto de reconocimiento a la importante función de los picadores en La Fiesta Brava.

Los toros del ganadero manchego son conocidos en todo el mundo por el nombre de “Samueles”

Los Premios Taurinos Samueles reciben este nombre en reconocimiento al toro de pura raza ibarreña del ganadero albaceteño Samuel Flores y por el que son conocidos en todo el mundo los toros de su ganadería que pastan en la finca “El Palomar”, en el término de Povedilla (Albacete).

Samuel Flores puede presumir de que su ganadería es la representación más viva del “toro ibarreño”, un toro que se caracteriza, además de por sus hechuras, que producen un gran respeto y un enorme trapío, por su nobleza y capacidad de ir de menos a más durante la lidia. Llegar a esto le ha supuesto un gran esfuerzo y dedicación desde que en 1967 se hizo cargo de la ganadería siendo muy joven.

La ganadería que heredó Samuel Flores tiene más de 200 años, cuando los primeros Flores se instalaron en Peñascosa y en Vianos, en la Sierra de Alcaraz (Albacete). La primera ganadería se formó con un lote de ganado de casta Jijona, casta que poco a poco fue perdiéndose a través de diversos cruces, aunque todavía corren vetas de ella en su ganadería, concretamente la que se anuncia a nombre de su madre, Doña Manuela López Flores, con el hierro de la “F”.

Con este encaste permaneció hasta 1926 en el que Samuel Flores, tío abuelo del actual ganadero, adquirió la cuarta parte de la ganadería de Gamero Cívico, antes Parladé y anteriormente Ibarra. A partir de entonces se fue eliminando lo que quedaba de la anterior ganadería hasta que hoy, tanto los hierros de la “F” como el “Hierro Redondo” como se conoce a la actual ganadería, es la representación más viva del toro ibarreño. El Hierro de Samuel Flores es el que en más ocasiones se ha lidiado en la corrida de la Beneficencia de Madrid, la corrida de mayor categoría y prestigio del mundo taurino.

Grandes personalidades acudieron a la cita

A la gala de entrega de la II Edición de los Premios Taurinos Samueles acudieron representantes políticos, miembros de los Cuerpos de las Fuerzas de Seguridad del Estado, representantes del poder judicial y de la Universidad, importantes figuras del mundo taurino a nivel nacional y local, así como aficionados en general.

Estuvieron presentes en el evento, entre otras personalidades, Federico López Navarro, director general de Mercados Alimentarios de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha; Antonio Mompó, delegado de Medio Ambiente y Desarrollo Rural; Manuel Miranda, delegado de Agricultura; Rafael López Cabezuelo, concejal de Asuntos Taurinos; Carmen Bayod, portavoz del Partido Popular; Juan Pedro Guillén, fiscal jefe de la Audiencia Provincial de Albacete; Orlando Fernández, coronel jefe de la Base Aérea de Los Llanos; Ricardo Beléndez, gerente de Cultural Albacete, etc.

No faltaron al evento un gran número de personalidades relacionadas con el mundo taurino y las más importantes figuras del toreo a nivel nacional, como Enrique Ponce y su apoderado, Juan Ruiz Palomares, José Ortega Cano, José María Manzanares, José Pacheco “El Califa”, así como una significativa representación del ámbito taurino albaceteño, con la presencia de Manuel Amador (padre), Dámaso González, Abraham Barragán, Sergio Martínez, Andrés Palacios, el novillero Sergio Serrano, el ganadero Daniel Martínez, el gerente de la plaza de toros, Ángel Gómez, y los presidentes de la plaza de toros de Albacete, Joaquín Coy y Luis Cuesta.

Todos los asistentes pudieron disfrutar de la compañía del Presidente de Honor del jurado de estos premios, Samuel Flores Romano, rodeado y arropado por un nutrido círculo de amigos y allegados, especialmente un gran número de miembros de la Cooperativa Agraria San Antón, de la cual el ganadero castellano-manchego es el presidente; grandes figuras del toreo íntimamente ligadas a los “Samueles”; así como por gran parte de su familia: su mujer, Lili, sus hijos Carlos e Isabel y su yerno, Adolfo Suárez Illana.

Francisco Mª González, mejor suerte de varas

El Premio Samueles A la mejor suerte de varas se ha concedido este año a Francisco María González por la brega realizada al novillo del ganadero Nazario Ibáñez, lidiado en quinto lugar por Sergio Serrano en la novillada del 10 de septiembre en la Feria Taurina de Albacete.

El premiado en esta categoría, Francisco María González, recogió un cuadro del artista José Ángel Ramírez con el nombre de “El picador”, que le fue entregado por Antonio Mompó, delegado provincial de Medio Ambiente y Desarrollo Rural en Albacete; una navaja realizada artesanalmente en asta de toro, de manos de Juan Andrés Barbero, presidente de APRECU; y una caja de vino de la bodega Los Aljibes, entregada por Juan Cantos “Pimpi de Albacete”, picador de gran trayectoria en la Fiesta Brava, tanto albaceteña como nacional, y miembro del jurado de los Premios Taurinos Samueles.

Tras agradecer a los miembros del jurado de los Premios Taurinos Samueles y a los patrocinadores de los mismos la concesión del galardón, Francisco María González confesó a todos los asistentes cómo se sintió cuando le comunicaron que había sido distinguido con este premio que para él es, sin duda alguna, “un sueño hecho realidad”, significó.

Javier Esperanza, mejor faena de un subalterno

Tanto por la faena realizada en la novillada del día 8 de septiembre como por su intervención en la corrida del día 15, a las órdenes del matador de toros Manuel Amador, Javier Esperanza, el único banderillero al que la Banda de Música de Pozohondo, con su director al frente, le tocó la música durante su actuación, ha sido distinguido en esta Segunda Edición de los Premios Taurinos Samueles en la categoría A la mejor faena realizada por un subalterno.

Carmen Bayod, portavozdel Partido Popular en el Ayuntamiento de Albacete, le hizo entrega del cuadro “Samueles I”, del artista Juan Miguel Rodríguez; Ricardo Beléndez, gerente del Cultural Albacete, de una navaja albaceteña realizada artesanalmente; y Manuel Lorenzo, gerente de la bodega Los Aljibes, realizó la entrega de la caja de vinos de su propia bodega, cuyos caldos han acompañado a los Premios Samueles en cada una de sus categorías desde su institucionalización.

Javier Esperanza, en primer lugar, agradeció al Grupo de Comunicación La Cerca y al jurado la concesión de este galardón, “el primer premio que he recibido y me hace mucha ilusión que haya sido en mi tierra”, destacó Javier Esperanza, agradeciendo finalmente a Manolo García, director de la Banda de Música de Pozohondo, el gesto que tuvo al tocar la música durante su actuación, “un detalle que no olvidaré nunca”, manifestó Javier Esperanza.

“Pimentito”, el toro más bravo de la Feria

En esta Segunda Edición de los Premios Taurinos Samueles, el jurado de los mismos (a excepción de Samuel Flores que, en un gesto de elegancia y transparencia, consideró que no debía votar el Premio Samueles Al toro más bravo), otorgó por unanimidad el premio de esta categoría a “Pimentito”, perteneciente a la ganadería de Samuel Flores, lidiado en tercer lugar por el diestro Paúl Abadía “Serranito”, el día 16 de septiembre durante la Feria Taurina de Albacete.

Manuel Miranda, delegado de Agricultura, entregó a Samuel Flores el cuadro del artista Jesús Garví “Los Samueles” que, sin duda alguna, está cargado de simbolismo para el ganadero manchego: junto al sombrero que llevaba siempre el tío abuelo de Samuel Flores, un toro rojo parladé, con el hierro y la divisa de la ganadería en su lomo, parece que va a salirse del cuadro por su bravura.

El ganadero albaceteño Daniel Martínez hizo entrega a Samuel Flores de una navaja albaceteña, realizada artesanalmente con asta de toro, y el torero Dámaso González, una caja de vinos de la bodega Los Aljibes. El ganadero manchego sólo tuvo palabras de gratitud hacia Manuel Lozano, director del Grupo de Comunicación La Cerca, por haber institucionalizado estos premios que llevan su nombre, hacia el jurado de estos premios, “compuesto por personalidades de enorme magnitud y prestigio”, elogió, y hacia las grandes figuras del toreo que hieron un esfuerzo para acompañarle aquella noche, aficionados y paisanos, “mil gracias a todos”, concluyó Samuel Flores.

La faena más completa, Paúl Abadía “Serranito”

Con dos votos para Miguel Ángel Perera, un voto para Julián López “El Juli” y diez para Paúl Abadía Serranito, el jurado concedió el Premio Samueles A la faena más completa a éste último matador por la magnífica lidia realizada al toro “Pimentito”de la ganadería de Samuel Flores, lidiado en tercer lugar el 16 de septiembre durante la Feria Taurina de Albacete.

Paúl Abadía “Serranito” recogió el cuadro de Ricardo Avendaño “El fallero” de manos de Federico López Navarro, director general de Mercados Alimentarios de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha. El afamado torero albaceteño Manuel Amador (padre) le entregó una navaja artesana y Rafael López Cabezuelo, concejal de Asuntos Taurinos de Albacete, le hizo entrega de una caja de vino de la bodega Los Aljibes.

Paúl Abadía “Serranito” tuvo en primer lugar unas palabras de agradecimiento hacia el Grupo de Comunicación La Cerca por la entrega de los Premios Samueles en su Segunda Edición en general y particularmente por la concesión de un premio que tendrá siempre un significado muy especial, puesto que “el día 16 de septiembre marcó un antes y un después en mi carrera profesional y qué mejor que fuera con “Pimentito”, un toro de la ganadería de Samuel Flores”, subrayó, para añadir su eterno agradecimiento a esa tarde y a ese toro y consideró el triunfo de aquel día “la mejor respuesta que os podía dar al cariño que siempre me habéis demostrado”, concluyó Paúl Abadía “Serranito”.

La II Edición de los Premios Samueles tuvo un éxito sin precedentes dentro del mundo taurino regional

En el acto de entrega de premios, Samuel Flores pronunció unas palabras con las que destaba la importancia que tiene para él la institucionalización de unos premios que llevan su nombre, mostrando su agradecimiento especialmente al director del Grupo de Comunicación La Cerca, Manuel Lozano, “alma máter de estos trofeos que me hacen pensar profundamente en mis antepasados que desde hace casi 250 años empezaron a trabajar en estas tierras queridas de Albacete en el mundo de la ganadería brava y del medio ambiente”, recordó el Ganadero.

Samuel Flores confesó a los presentes la existencia de dos tardes memorables dentro del mundo taurino que no olvidará en su vida: la primera, la corrida de La Beneficencia del 6 de junio de 1991 en la plaza de Las Ventas, de la que salió a hombros tras el éxito obtenido por los diestros José Ortega Cano y César Rincón en un mano a mano en el que cortaron seis orejas; y la segunda, “tan importante o quizá más, es la memorable e histórica corrida que hemos tenido la suerte de lidiar en nuestra Feria este año”, subrayó.

También tuvo palabras de agradecimiento para José Ortega Cano, Enrique Ponce, José Pacheco “El Califa” y José María Manzanares, grandes figuras del toreo presentes en la Gala que de alguna manera están ligados especialmente a “Los Samueles”, y que hicieron muchos kilómetros para poder acompañar al Ganadero en una noche tan importante para él como es la de la entrega de los Premios Taurinos Samueles.

Reconocimiento a Castilla-La Mancha Televisión

En esta Segunda Edición de los Premios Taurinos Samueles, el jurado, con el fin de distinguir a aquellas personas o instituciones que aporten valor a la Fiesta Taurina, tanto por aspectos de promoción y apoyo como de fomento de la tradición y cultura de la Fiesta Brava, ha institucionalizado el Premio Samueles A quien favorezca la Fiesta de los toros.

Este año, por la gran labor realizada en pro de la defensa de la Fiesta Brava en España y particularmente en Castilla-La Mancha, se ha decidido premiar en esta categoría al Ente Público de Radio Televisión Castilla-La Mancha, especialmente por la promoción, difusión y apoyo a los profesionales en todas sus categorías y a los ganaderos regionales.

Este nuevo premio institucionalizado este año fue recogido por Miguel Nieto, delegado del Ente Público de Radio Televisión Castilla-La Mancha en Albacete, en representación del director del mismo, Jordi García Candau, a quien le fue totalmente imposible acudir a Albacete a recogerlo por encontrarse de viaje por motivos laborales.

El director del Grupo de Comunicación La Cerca, Manuel Lozano, hizo entrega a Miguel Nieto de una antología de navajas típicas de Albacete y Ángel Ramírez, propietario de la bodega Pago de Guzque, una caja de vinos de la bodega Los Aljibes.

Miguel Nieto puso de manifiesto la gran afición taurina existente en Castilla-La Mancha, corroborada por el índice de audiencias, por lo que aseveró que a la familia taurina le gusta la Fiesta, vive por la Fiesta y sigue la Fiesta, al mismo tiempo que, realizando un paralelismo entre el deporte nacional y la Fiesta Nacional, no dudó en afirmar que “sólo un partido Madrid-Barcelona es capaz de ganar en audiencia a una buena novillada”, aseguró.

Obsequios emblemáticos a nivel local y regional

Los premios entregados a los galardonados son obras de arte que representan el mundo taurino, cedidas por artistas de reconocido prestigio; navajas realizadas artesanalmente, en representación de uno de los sectores industriales más emblemáticos de Albacete; y cajas con una selección de vino de la Bodega Los Aljibes, como símbolo de la importancia que tiene para la Región el sector vitivinícola.

Ricardo Avendaño, gran conocedor de las artes gráficas, así como excelente diseñador y cartelista y uno de los pintores locales de mayor proyección, ha contribuido en esta Edición mediante la donación de su obra “El fallero”, entregado a Paúl Abadía “Serranito” como Premio A la faena más completa.

El pintor Juan Miguel Rodríguez, licenciado en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, destaca por sus obras dedicadas a la tauromaquia, de las cuales es la denominada “Samuel I” la que ha sido obsequiada a Javier Esperanza como uno de los premios A la mejor faena realizada por un subalterno.

Además, al final de la gala de entrega de premios fueron entregados otros dos cuadros de este artista a Fernando Bonete, director de la Banda de Municipal de Música de Albacete, y a Juan Cantos “Pimpi de Albacete”.

El artista José Ángel Ramírez, gran exponente de la pintura taurina, con su pincelada de trazo decidido plasma magistralmente el mundo taurino, especialmente a través de la captación de los aspectos que pasan inadvertidos de la Fiesta Brava que en sus obras cobran gran magnitud, como es el caso del cuadro “El picador”, entregado a Francisco María González en la categoría A la mejor suerte varas.

Jesús Garví, doctor en Bellas Artes por la Universidad Complutense de Madrid, en su dilatada carrera artística ha cultivado diversas tendencias: pintura social, expresionismo, realismo… Para esta ocasión, ha cedido el cuadro “Los Samueles”, obsequiado al ganadero Samuel Flores en la categoría Al toro más bravo.

Isabel Flores puso de relieve el profundo compromiso de su padre con Castilla-La Mancha

Samuel Flores, fiel en su entrega absoluta a la agricultura, a la ganadería y al medio ambiente, al igual que sus antepasados está dedicado incondicionalmente al campo, preocupándose por sus trabajadores y sus familias.

En la Gala de entrega de la II Edición de los Premios Taurinos Samueles, Isabel Flores, hija del ganadero manchego, puso de relieve el profundo compromiso de su padre con Castilla-La Mancha: “Es indudable que pertenecer a una tierra marca al hombre pero es también indudable que son los hombres y mujeres de una tierra los que acaban ensanchando sus fronteras haciéndola inolvidable y auténtico patrimonio de todos; creo que Samuel Flores es uno de esos hombres”, ensalzó.

Isabel Flores, basando su intervención en la principal enseñanza inculcada por su padre, la entrega entendida como compromiso con una tarea y el empeño personal absoluto en el cumplimiento de ese compromiso contraído, defendió que “aquellos que son capaces de entregarse sin reservas, y más en el mundo de los toros, deben ser y serán siempre, al menos por nuestra parte y con independencia del éxito artístico, merecedores de nuestra más profunda admiración”, distinguió.

Los Premios Taurinos “Samueles”, continuó, “vienen a reconocer la entrega de toreros de oro, de plata y de a caballo, así como la de ganaderos que, habiendo llevado su compromiso con la Fiesta a ese punto de entrega absoluta, han conseguido, además, el éxito”, definió Isabel Flores, reiterando su felicitación a los premiados.

Apoyo y difusión de la Fiesta Brava

Tras su sincero agradecimiento a todos los asistentes al acto por su presencia en el mismo, y muy especialmente a los profesionales que, haciendo un hueco en sus apretadas agendas, se acercaron a Albacete en aquella noche pese a las distancias que tuvieron que recorrer para ello, el director general del Grupo de Comunicación La Cerca, Manuel Lozano Serna, recordó que los Premios Taurinos Samueles surgieron ante la idea de “contribuir a la puesta en valor de la Fiesta Brava en Albacete, en Castilla-La Mancha y, por extensión, en España”, señaló.

Para ello, continuó el director del Grupo de Comunicación La Cerca, se buscó un nombre que realmente elevara estos premios taurinos a rango de categoría nacional, surgiendo así una figura emblemática en Castilla-La Mancha, el ganadero Samuel Flores, “un personaje como hay pocos: amante del campo y del Medio Ambiente y que, recurriendo a las propias palabras del ganadero, cuanto más tiempo está en el campo más cerca se siente de Dios”, destacó Manuel Lozano, fundamentando así la institucionalización, el año pasado, de los Premios Taurinos Samueles en honor a Samuel Flores, “una gran persona, un gran profesional y mejor amigo y, desde luego, un auténtico catedrático de la tauromaquia”, elogió.

Ante un exceso de demandas para asistir a la I Edición de los Premios Taurinos Samueles, este año se optó por un lugar cuyo aforo permitiera responder al gran arraigo de la Fiesta Brava en la ciudadanía. De ahí la elección de un lugar emblemático en la ciudad de Albacete y paradigma de la cultura en Castilla-La Mancha, el Teatro Circo, “uno de los pocos teatros circos que hay no solamente en España sino en Europa”, observó, calificando de auténtico lujo la oportunidad de poder disfrutar de ese marco incomparable para la celebración de esta Edición de los Premios, al igual que el broche de oro de los mismos, la actuación de la Banda Municipal del Ayuntamiento de Albacete, “dirigida por uno de los mejores directores de orquesta de Europa y un privilegio con el que cuenta el Ayuntamiento de Albacete”, ensalzó Manuel Lozano, agradeciendo encarecidamente su colaboración en este acto.

Reconocimiento a la labor de los banderilleros

Javier Esperanza, perteneciente a la cuadrilla del diestro Manuel Amador, considera un gran acierto que también se reconozca la labor de los banderilleros en la Fiesta Brava a través de trofeos como los que ha institucionalizado el Grupo de Comunicación de Cerca, cuyo jurado está compuesto por “personalidades de gran profesionalidad e importancia en el mundo taurino”, apunta Javier Esperanza, manifestando su gran ilusión por haber sido distinguido, por su actuación en la Feria Taurina de Albacete 2007, con el Premio Samueles A la mejor faena realizada por un subalterno, “el primer trofeo de mi carrera profesional que me está motivando mucho para seguir entrenando y preparándome para que, si Dios quiere, no sea el último premio que reciba”, ambiciona el Banderillero, resaltando la importancia de haber obtenido su primer premio en su tierra.

Para Javier Esperanza, torear en la plaza de Albacete supone una gran responsabilidad: “A cualquier persona le pesa más torear en su tierra que en otra plaza. Torear en Albacete es como torear en el patio de nuestra casa, el sitio donde entrenamos todos los días y hacemos nuestros progresos; ahí convivimos los compañeros durante todo el año y cuando llega la Feria Taurina de Albacete torear en ella supone una gran responsabilidad para nosotros, por lo que nos gusta que las cosas nos salgan lo mejor posible”, afirma, llegando a asegurar que torear en tu tierra es como si torearas en una Feria de San Isidro de Madrid.

Albacete, una gran plaza para Francisco González

Francisco María González, natural de Salamanca e hijo y sobrino de picadores, ha vivido desde su infancia la Fiesta Brava con la ilusión de llegar a ser algún día picador de toros. Cumplido este deseo, el sueño de Francisco pasó a ser “tener el reconocimiento de los profesionales, que se consigue poco a poco cuando ven que das la cara y que eres un profesional, y el reconocimiento de la afición, reflejado de alguna manera en la concesión de premios. Desde muy pequeño, acompañaba a mi padre y a mi tío a las plazas de toros y sentía una gran admiración hacia los premiados por sus faenas, por lo que para mí el Premio Samueles A la mejor suerte de varas es un sueño hecho realidad”, significa.

Aunque para Francisco María González como su tierra natal, Salamanca, no hay ningún lugar en lo que al aspecto taurino se refiere, considera a Albacete su segunda tierra taurinamente hablando: “Albacete para mí siempre ha sido una plaza muy especial porque he ido con dos toreros de Albacete prácticamente desde que iniciaron su carrera como novilleros con picadores, Andrés Palacios y Sergio Serrano, por lo que desde siempre he vivido mucho cada año la Fiesta en Albacete, no sólo en la Feria sino también en otras novilladas que se celebran a lo largo del año en Albacete”, confiesa el Picador, destacando el gran ambiente taurino que hay en la ciudad manchega.

En opinión de Francisco María González, Albacete es una plaza importante, con una Feria Taurina de gran categoría, por lo que los triunfos y los fracasos que pueda tener un torero en ella tienen una enorme repercusión, sin olvidar la gran presencia de la televisión y los medios de comunicación, lo que hace que todos los profesionales estén pendientes de lo acontecido en la Feria Taurina de Albacete. Por ello, a pesar de haber recibido otros premios, estima que el Premio Samueles que se le ha otorgado este año es el más importante que ha conseguido hasta ahora.

Castilla-La Mancha, devota del toro

La apuesta que hace por el mundo del toro Radio Televisión Castilla-La Mancha es, ante todo, una respuesta a la demanda detectada en Castilla-La Mancha por parte del Ente Público.

Según indica el delegado de Radio Televisión Castilla-La Mancha en Albacete, Miguel Nieto, las audiencias reflejan la gran afición existente en la Región a todo lo que se refiere al mundo taurino, “Castilla-La Mancha es devota del toro y de todos los temas taurinos en general. Una televisión pública como nosotros, debe satisfacer esta demanda y por ello damos a conocer el mundo taurino elaborando programas sobre ganaderías y emitiendo retransmisiones en directo”, asevera, incidiendo en que el mundo del toro en Castilla-La Mancha Televisión tiene un espacio importante que los aficionados agradecen y que está siendo resaltado mediante “la concesión de premios que ponen de relieve que nuestra labor interesa”, subraya Miguel Nieto.

Por otra parte, aprovechando el parón en el que se encuentran aquellos profesionales que no se marchan a Hispanomérica en la temporada taurina de este continente, Jordi García Candau tuvo la idea de brindar una oportunidad a los más jóvenes para que mostraran sus méritos a través del Concurso Puerta Grande, que hasta ahora, “en las ediciones que llevamos ha tenido un éxito absoluto, tanto en asistencia de público como de novilleros que han querido estar con nosotros”, asegura, precisando que no es fácil que un torero se asome a las pantallas para darse a conocer de golpe, una gran oportunidad que ofrece Televisión Castilla-La Mancha calificada por Miguel Nieto de “invento glorioso”.

En definitva, Miguel Nieto resume la labor realiza por el Ente público en pro de la Fiesta Brava en “sensibilidad por el mundo taurino y por los aficionados que siguen las noticias y las corridas de toros”, estima, agradeciendo “al Grupo de Comunicación la Cerca y a su director, Manuel Lozano, que haya sido sensible también a nuestro trabajo porque estos reconocimentos nos hacen llegar a la conclusión de que nuestra labor es positiva”, estima Miguel Nieto.

Los “Samueles” han debutado en la Feria de Albacete con un éxito indiscutible

Este año 2007 ha sido una temporada especialmente importante para Samuel Flores, ya que su presencia en la Feria de Albacete era un acontecimiento muy esperado, después de tantos años de ausencia, puesto que él mismo manifiesta no recordar ninguna corrida lidiada por su ganadería en la Feria de Albacete, ni siquiera cuando, siendo todavía muy niño, acompañaba de la mano a su tío abuelo.

El ganadero manchego ha debutado en la Feria de Albacete con un éxito indiscutible, así lo ha corroborado la crítica taurina, los medios de comunicación y los trofeos obtenidos por la terna de toreros que participaron en el mismo: David Fándila “El Fandi”, cerrada ovación en su primer toro y oreja con vuelta en su segundo; Antón Cortés, una oreja en cada uno de los toros lidiados y gran ovación del público asistente; y Paúl Abadía ”Serranito”, que cuajó dos espectaculares faenas, especialmente la lidiada en su primer astado en la que puso al público asistente en pie varias veces con una faena valiente, entendiendo perfectamente al magnífico toro de Samuel Flores que derrochó una gran nobleza y fijeza en la muleta.

En palabras del ganadero manchego, “esta corrida me ha dado muchas satisfacciones que están por encima de la mía propia como ganadero: el triunfo de los tres toreros que actuaron esa tarde, especialmente Paúl Abadía “Serranito”, y el abrazo de cariño de todo el público que había en la plaza cuando tuve la inmensa suerte de bajar a la arena a besar mi tierra”, destaca Samuel Flores.

Paúl Abadía “Serranito”, alternativa en 2004

Paúl Abadía “Serranito”, natural de Zaragoza, nació el 17 de diciembre de 1982. Realizó su presentación como becerrista en Lumpiaque (Zaragoza) el 15 de agosto de 1997 con toros de la ganadería Los Maños.

Tres años más tarde, el 23 de septiembre de 2000, realizaba su debut con picadores en Huete (Cuenca) con toros de Felipe Gómez Espada y en el que, vestido de grana y oro, cortó dos orejas a su segundo novillo.

Su presentación en Las Ventas como novillero se produjo el 21 de septiembre de 2003, con un toro de la ganadería de San Marcos de nombre “Calahandro”, colorado y de 473 kilos.

Desde la temporada 2001 y hasta que tomara la alternativa en 2004, Paúl Abadía “Serranito” lidió 84 novilladas con caballos, siendo sus triunfos más importantes, hasta esa fecha, en Mont de Marsan, donde abrió la Puerta Grande; en Alicante, con el indulto de un novillo; y la tarde del 7 de agosto de 2004 en Orihuela, en la que cortó dos orejas. Además, fue el Mejor novillero de la temporada 2003 en Zaragoza.

El 12 de octubre de 2004 recibía la alternativa en su ciudad natal, Zaragoza, teniendo como padrino a Enrique Ponce y actuando de testigo José María Manzanares. Con su primer toro, de Hermanos Fraile Mazas y de nombre “Bonito”, negro y con 494 kilos, realizó una gran faena pero perdió el trofeo por el estoque, y en el segundo, de Valdefresno, sí acertó con la espada y, aunque el público pidió dos orejas, sólo se le concedió una.

La temporada 2005 comenzó en Orihuela del Tremendal el 26 de marzo, en la que cortó dos orejas. En las siguientes plazas La Muela (Zargoza) el 29 de mayo, Teruel el 9 de julio, Calatayud el 15 de agosto y Zaragoza el 8 y el 10 de octubre, cortó una oreja cada tarde, finalizando la temporada en Zaragoza el 11 de octubre.

La temporada 2006 toreó un total de 21 festejos. En los cuatro primeros, en Mavalmorales (Madrid), Balazote (Albacete), La Muela (Zaragoza) y Mombeltrán (Ávila), cortó tres orejas en cada uno de ellos y continuó la temporada con importantes triunfos, entre otros, en Piedralaves (Ávila), donde cortó cuatro orejas, o Calera y Chozas (Toledo), donde idultó un toro además de cortar cuatro orejas y rabo.

Paúl Abadía “Serranito”, un aragonés afincado en La Mancha, una tierra que lo ha adoptado

La ascendente carrera profesional de Paúl Abadía “Serranito” se ha producido de la mano de Rafael de la Viña, matador de toros albaceteño retirado de los ruedos desde mayo de 2001, fecha a partir de la cual se convierte en apoderado del entonces novillero aragonés que había iniciado sus primeros pasos en el mundo taurino en la Escuela del Carmen de su tierra natal.

En opinión de Paúl Abadía “Serranito”, a nivel taurino, Zaragoza no tiene el ambiente, las oportunidades ni el apoyo que ofrece Albacete, “una tierra donde se abre mucho más el abanico de vivir la profesión, de sentirla y, por tanto, de tener más oportunidades y, de alguna forma, de vivir la profesión desde más adentro que en Zaragoza”, significa el Diestro.

Este fue el motivo fundamental, continúa, que me decidió a que Rafael de la Viña fuese mi apoderado, “de su mano y en una tierra más taurina, no me cabía duda que iba a progresar mucho más en mi carrera”, asevera.

Admitiendo que cuando hace el paseíllo en la plaza de Albacete quiere que las cosas rueden bien porque tiene muchos amigos en el tendido y hay muchos aficionados que han depositado su confianza en él, lo que le hace sentir una enorme responsabilidad, no duda en afirmar que la plaza que más le pesa y en la que siente una mayor responsabilidad cuando hace el paseíllo, independientemente de Madrid, que es la plaza más importante del mundo, es la de su tierra natal, Zaragoza.

Confirmación de la alternativa en 2007

Paúl Abadía “Serranito” iniciaba la temporada 2007 cortando dos orejas en la plaza de Belvís de la Jara (Toledo) la tarde del 21 de enero, a la que siguieron Puente Tocinos (Murcia), el 4 de febrero, donde cortó tres orejas y rabo, y Valencia.

El 29 de abril de 2007 confirmó la alternativa en Las Ventas, con Curro Díaz de padrino, Fernando Cruz de testigo y toros de Los Recitales.

Continúa la temporada cortando dos orejas en Corral de Almaguer (Toledo) el 19 de mayo, tres orejas y rabo en Villamanta (Madrid) el 20 de mayo, una oreja en Teruel el 5 junio, dos en La Adrada (Ávila) el 6 de agosto, tres orejas y rabo en Quintanar del Rey (Cuenca) el 15 de agosto, y una oreja en Cella (Teruel) el 18 de agosto.

En la Feria Taurna de Albacete, Paúl Abadía “Serranito”compartía cartel con Sergio Martínez y Andrés Palacios en la tradicional corrida fuera de abono que este año se celebró el 2 de septiembre y en la que el diestro cortó dos orejas.

Para el 16 de septiembre estaba anunciado un cartel de excepción, Enrique Ponce, Antón Cortés y “El Fandi”, con toros de Samuel Flores, la corrida más esperada de esta Feria Taurina 2007. Sin embargo, la sustitución de Enrique Ponce dio la aportunidad a Paúl Abadía “Serranito” de volver a lidiar en la Feria de Albacete y cortar tres orejas.

Con un total de 14 festejos en la temporada 2007, el matador ha terminado la temporada de este año cortando una oreja en Zaragoza el 8 de octubre y dos en Tobarra el 14 de octubre.

Gran triunfo de “Serranito” en Albacete

Francamente satisfecho del triunfo obtenido el 16 de septiembre en la Feria de Albacete, Paúl Abadía “Serranito” no duda en afirmar que necesitaba de un triunfo como éste: “En mi carrera he tenido triunfos importantes pero ese día estaban muchos medios de comunicación retransmitiéndolo por seis autonómicas y ese triunfo yo creo que ha sido el más importante de mi carrera”, asegura.

No cabe duda, continúa, que cuando un toro sale bueno hay que aprovecharlo, hay que saberlo torear y “la verdad es que iba muy preparado el día 16, después de la temporada ya vencida, venía del triunfo del día 2 de la corrida de Pre-Feria y sabía que era una oportunidad marcada por el triunfo de ese día y que una vez hecho el esfuerzo de conseguir mediante la vía de la sustitución estar en la Feria de Albacete, tenía que aprovechar esta oportunidad. El toro fue un gran toro, si bien es cierto que los buenos toros también hay que torearlos. La verdad es que desde el primer momento estuve muy identificado con él y me encontré muy a gusto con la plaza y con el público”, confiesa.

Consciente del descontento que a veces invade a la afición ante una sustitución, y más cuando se sustituye a una gran figura del toreo como es Enrique Ponce, Paúl Abadía “Serranito” cree que la sustitución de día 16, “al venir con el triunfo del día 2 y siendo éste muy reciente, encajó bastante bien”, observa, admitendo que opiniones hay siempre para todos los gustos y “no cabe duda que mucha gente sacaría una entrada ese día por ver al ver al Maestro”, matiza, mostrando su satisfacción con el triunfo de esa tarde, ya que “de alguna forma, quienes estuvieran ese día en la plaza, a pesar de que no pudieron ver al Maestro, pudieron disfrutar de una buena corrida de toros y creo que se divirtieron mucho con la tarde entera”, estima.

Bajo su punto de vista, sustituir a un gran torero como es Enrique Ponce es una gran responsabilidad, “sabes que vienes en el puesto de una gran figura y que tienes que darlo todo. De alguna forma, el agradecimiento que puedo dar a esa oportunidad es este triunfo, tanto a la empresa como al que tuviera el voto de confianza puesto en mí”, agradece el Diestro.

Grandes proyectos para la temporada 2008

Consciente de que la temporada 2008 va a ser crucial para su carrera profesional desde el principio debido a los grandes éxitos cosechados durante la temporada 2007, Paúl Abadía “Serranito” espera estar muy preparado para saber aprovechar esas oportunidades, empezando por la Feria de Valencia de Fallas y posteriormente en San Isidro”, plazas ya confirmadas para la próxima temporada del Matador, quien además cree tener muchas posibilidades de poder estar presente en Sevilla y en otras muchas plazas en las cuales la proyección es muy positiva.

Sin embargo, el Diestro tiene muy claro que, para que la próxima temporada vaya a más siempre, debe responder en cada una de las oportunidades que le brindan estas plazas de gran proyección y de una importancia capital en el mundo taurino.

Después del triunfo en la Feria Taurina de Albacete, Paúl Abadía “Serranito” muestra una total confianza en que habrá un hueco para él en los carteles de la próxima Feria aunque, evidentemente, “hasta que no lleguen las previas de la Feria y hasta que se confeccionen los carteles no se puede hablar de ningún día”, concluye el diestro Paúl Abadía “Serranito”.