El pasado jueves, los miembros del albacetense de la , se reunieron para valorar el desarrollo y funcionamiento de la Fundación en nuestra provincia en este su primer año de vida, con un resultado global claramente satisfactorio.

Los miembros del capítulo se mostraron satisfechos del trabajo realizado, tanto a nivel nacional como provincial, destacando la labor divulgativa de la institución, por varios puntos de la provincia, dando a conocer la actividad llevada a cabo, así como la captación de nuevos amigos de la Fundación, estando presentes en numerosos actos de carácter taurino como festejos, conferencias y otros eventos. Sin duda, la presencia en Albacete hace algunas semanas del portavoz de la Fundación Chapu Apaolaza, que mantuvo un encuentro con la Tertulia Taurina Los Sabios del Toreo, y más tarde una conferencia a la que asistieron distintos sectores sociales afectados por la corriente animalista, junto con la creación de la Asociación Taurina Universitaria ACTÚA, fue lo más valorado por los miembros del capítulo albaceteño. Igualmente se acordaron las actividades a realizar, con importantes novedades cuyo fin no es otro que propagar la cultura taurina y su normalización en la sociedad, con el trabajo diario de aumentar la masa social de la Fundación, imprescindible para el desarrollo de los fines y entre ellos, la defensa de la Tauromaquia en todos los foros, políticos, sociales y judiciales.

Preocupación por el Festival del Cotolengo

Los miembros del Capítulo de Albacete de la Fundación Toro de Lidia, se mostraron preocupados por el futuro del tradicional festival taurino a beneficio de la Corazón, conocido popularmente como Cotolengo, ya que durante las ultimas semanas se ha hablado mucho sobre las distintas combinaciones programadas, incluso con la fecha concretada, y de momento no tiene fecha para su celebración, lo que pone en grave peligro la continuidad de este popular y necesario evento para las arcas de una modélica casa que es esencial para atender a los más necesitados. Son ya 30 años los que han pasado desde que un grupo de aficionados y profesionales, encabezados por el gran maestro , instauraron este festival taurino a fin de ayudar al Cotolengo, habiéndose hecho ya tradicional, celebrándose año tras año, con la desinteresada colaboración de todos los profesionales del toro albacetense, además de haber podido contar en varias ocasiones con figuras del toreo, siempre con el apoyo del Maestro desaparecido, quien ha sido el máximo valedor de este evento que se ha venido celebrando durante el mes de mayo de cada año.

Por ello, el capítulo de Albacete de la Fundación Toro de Lidia, quiere hacer ver al Ayuntamiento de Albacete, organizador principal del festival, la necesidad de que se siga apoyando la celebración del mismo y se fije una fecha adecuada más pronto que tarde, pues sería una pérdida importante para las necesitadas arcas del Sagrado Corazón, además de que de esta forma, se mantendría la memoria del inolvidable Dámaso González, tan sensible siempre en ayudar a los menos favorecidos con iniciativas de este tipo.