La Diputación Provincial de Guadalajara renovará en los próximos meses la carpintería exterior del , en el marco de un ambicioso proyecto de mejora de seguridad y de ahorro energético, adaptando también el edificio a la normativa europea de , con una inversión superior a 1.145.000 euros, según han anunciado hoy los diputados delegados de Obras y Eficiencia Energética, y , respectivamente.

Parra ha señalado que el propósito de esta obra de renovación de la carpintería exterior y vidrios envolventes “es mejorar la eficiencia energética del edificio, debido a las enormes pérdidas de energía que se producen por las ventanas y huecos al exterior”, teniendo en cuenta que se trata de una edificación del año 1976 y que se construyó para un uso muy distinto al que se le da actualmente con criterios innovadores en la época pero ahora totalmente superados.

Por su parte, el diputado delegado de Eficiencia Energética, Octavio Contreras, se ha referido a las obras a realizar en el centro, tanto en su envolvente técnica exterior como en la térmica dado que su “uso ha cambiado sustancialmente desde que se construyó como colegio, siendo ahora un lugar de múltiples actividades y con una amplitud de horarios muy elevada por lo que se requiere de esta actuación que además nos permite adaptarnos a la normativa energética europea”.

Contreras ha señalado, igualmente, que esta iniciativa se enmarca en el conjunto de proyectos que se han puesto en marcha con para mejorar la eficiencia energética en los pueblos, con los cambios de luminarias que suponen un notable ahorro económico para los municipios; en el propio Palacio Provincial donde se han renovado las carpinterías y acristalamientos de casi toda la envolvente del edificio; y ahora se completa con esta actuación en el edificio del antiguo , donde se invertirán 1.145.000 euros de fondos FEDER esperando conseguir un ahorro en el consumo energético de en torno al 30 por ciento.

Previamente a la redacción del proyecto de ejecución de obras se ha realizado una auditoria energética del edificio y un levantamiento gráfico actualizado del mismo, con el fin de conocer en profundidad las necesidades existentes.

En esta fase, se actuará en la renovación completa de las zonas acristaladas del zócalo del edificio, formado por la planta sótano, bajo y primera, que es una parte que cuenta con más superficie acristalada y donde hay mayor uso actualmente.

El arquitecto de la Institución, , que es el director de la obra, ha señalado que los trabajos a realizar afectarán a unos 1.600 metros cuadrados de cerramientos, tendrán una duración de unos seis meses y se seguirán tanto criterios estéticos como funcionales y constructivos en la nueva carpintería que se instale, mejorando así de manera determinante la seguridad contra incendios, la accesibilidad con un mejor uso de los espacios e importante ahorro económico tanto en verano como en invierno.