El material escolar subvencionado ha sido material no curricular, es decir, aquel que no se utilice por el profesor o alumnado en el desarrollo del proceso de enseñanza y aprendizaje. Por ejemplo, mochilas, carteras, estuches, material de papelería, uniformes escolares o ropa deportiva escolar, según ha informado el Ayuntamiento de Guadalajara en nota de prensa.

Estas ayudas pueden solicitarse por todas las familias de Guadalajara, con independencia de su renta económica. El objetivo del Ayuntamiento es volver a sacar una nueva convocatoria este año, posiblemente, tras la finalización del curso escolar, con unas becas similares a las de 2017.

El alcalde de Guadalajara, , ha destacado que estas ayudas no son las únicas que se ofrecen desde el Consistorio a las familias de Guadalajara, ya que una de las más importantes son las bonificaciones que se ofrecen para los escolares o estudiantes que utilizan el transporte público.

Por el billete pagan 0,30 euros, pero los miembros de las unidades familiares con las rentas más bajas pueden disfrutar de la gratuidad del servicio. También, desde el Ayuntamiento, se colabora y ayuda a las asociaciones de padres y madres de los centros educativos y a sus clubes deportivos. Todo ello se suma a las actividades de conciliación familiar que se promueven desde el Consistorio.