Tal y como adelantó el lunes el consejero de Educación, y Deportes, Ángel Felpeto, las obras de Bonaval serán visitables los segundos lunes de cada mes, en grupos de un máximo de 20 personas, según ha informado la Junta en una nota de prensa.

Durante la visita, el personal técnico encargado de llevar a cabo la rehabilitación del inmueble explicará los trabajos que se están realizando, la metodología de los mismos así como los hallazgos que están saliendo a la luz con motivo de esta actuación.

El director provincial de Educación, Cultura y Deportes, , ha animado a la ciudadanía a aprovechar esta oportunidad “para conocer más a fondo este monasterio cisterciense fundado en el siglo XII, que constituye una de las joyas patrimoniales más importantes de la provincia de Guadalajara”.

Las personas que contacten con el teléfono habilitado para visitar las obras de Bonaval deberán facilitar sus datos personales, con el fin de hacer a su nombre la póliza de seguro de accidentes necesaria para poder realizar la visita, así como para poder comunicar cualquier cambio o anulación.

El punto de encuentro para iniciar el itinerario será el propio monasterio, en el exterior de la valla perimetral de la obra. El recorrido se adaptará a las condiciones climatológicas, al estado de la obra y, sobre todo, a la garantía absoluta de seguridad.

Para garantizar la seguridad, los visitantes llevarán su propio calzado plano y cerrado, deberán respetar los itinerarios señalizados, utilizar adecuadamente los elementos de seguridad que se les proporcionen y atender las indicaciones del personal de la obra.

Durante la visita, pueden realizarse libremente fotografías o grabaciones de vídeo del edificio y las obras, y estará prohibido tocar, desplazar, arrancar o modificar ningún elemento del edificio o de la propia obra de restauración en ejecución.