Según han confirmado Europa Press de fuentes cercanas a la investigación, la denuncia fue interpuesta el pasado día 5. El individuo tenía su domicilio en la urbanización Caraquiz de Uceda y en las primeras horas el dispositivo de búsqueda ha estado formado por perros, un helicóptero y agentes medioambientales.

De momento, no es descartable que pudiera tratarse de una desaparición voluntaria pero, en todo caso, ya no se le está buscando solo en el entorno de la zona donde vivía sino que se han abierto otras vías.

Por su parte, fuentes de la Guardia Civil han señalado que no es que se haya abandonado la búsqueda sino que se han abierto otras vías aunque no han precisado cuáles.

El desaparecido mide casi 1,70 metros, tiene el pelo castaño y los ojos marrones y en el momento de la desaparición vestía bermudas claras y un polo también claro.