Durante seis meses (960 horas), un total de 16 personas (8 por cada taller), asistidas por tres profesoras y una directora coordinadora, han recibido formación teórica y práctica para la obtención de un certificado de profesionalidad, ha informado el Consistorio en un comunicado.

El alcalde ha indicado que la elección de esas áreas, logística y cultura, respondió a que “ofrecen nichos de oportunidades laborales”. “La industria del Corredor está vinculada a la logística y demanda este tipo de perfiles y, además, es una zona con una gran riqueza e inquietud cultural”, ha explicado.

El primer edil, que ha estado acompañado por el director provincial de Economía, Empresas y Empleo, , y por concejales de los grupos municipales del , e , ha recordado que el Ayuntamiento ha contado con la colaboración de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha para la celebración de estos talleres.

En este sentido, José Luis Blanco ha agradecido al presidente regional, , su compromiso por el empleo en . “Son muchos los millones que la Junta ha destinado a Azuqueca para el desarrollo de acciones como el Plan Extraordinario por el Empleo, los Talleres de Empleo y el programa Garantía +55”, ha repasado, al tiempo que ha avanzado la intención de “seguir participando en todas las convocatorias que se lancen”.

El director provincial de Economía, Empresas y Empleo, por su parte, se ha referido a la importancia de la obtención de los certificados de profesionalidad para mejorar la empleabilidad y ha animado al alumnado a aprovechar el para desarrollar sus propios proyectos como emprendedores. “Es un lujo contar con un espacio como este que ofrece apoyo y asesoramiento”, ha dicho.

El taller ‘Actividades auxiliares de almacén’ pertenece a la familia profesional de Logística comercial y gestión del transporte y se acompaña de un certificado de profesionalidad de nivel 1, mientras que ‘Cultura es ciudad: dinamización, programación y desarrollo de acciones culturales’ se engloba en la familia profesional de Servicios socioculturales a la comunidad y permite la obtención de un certificado de profesionalidad de nivel 3. En ambos casos, los participantes han sido personas desempleadas y mayores de 25 años que han recibido una retribución equivalente al Salario Mínimo Interprofesional (SMI).