No pierde la esperanza, no obstante, de que la Junta ayude al municipio con la gestión de la depuradora pero asegura a Europa Press que cada vez ve menos posibilidades.

“Todavía me resisto a aplicar esta subida”, afirma este alcalde de , quien aún está tratando de ver si hay otras posibilidades para evitarlo, convencido de que “si pudiéramos llegar a algún tipo de acuerdo con Castilla-La Mancha estaríamos salvados”.

Y pese a que Podemos forma parte del ahora, García manifiesta que no ve tampoco que el secretario regional de la formación, , “eche la carne en el asador por el tema de la depuradora”, entre otras cosas porque no niega que puede tener asuntos o leyes para estudiar y debatir que pueden ser más importantes por la repercusión regional.

No obstante, afirma que no se puede dar más margen para tomar una decisión porque, entre otras cosas, el plan tiene que entrar en vigor el 1 de enero de 2019, y antes hay que modificar ordenanzas.

Este alcalde de la Alcarria considera que por lo que observa, de momento, “el no tiene prisa” en solucionar esta situación, pero insiste en que aún espera que se pueda evitar esta subida.

“Lo que más me duele es está sujeto a un plan de refinanciación que nos obliga a subir impuestos y a que la mala gestión que haya podido haber se la carguen los vecinos”, ha apostillado García.

Este regidor tiene claro que “es una posibilidad remota” pero va a intentar si es posible que aunque sea “con mucho sacrificio” puedan afrontar este plan sin aplicar subidas de impuestos.