Según afirman en un comunicado, la figura de Bellido “juega un importante papel en la consolidación del proyecto provincial del PSOE, el fortalecimiento del partido y, por consiguiente, su capacidad de ganar elecciones en los pueblos de la provincia para mejorar la vida de la gente”.

A juicio de estos ediles, Bellido “fue el azote de Cospedal cuando ésta aplicó los más brutales recortes en Castilla-La Mancha. Fue la voz del PSOE en la provincia, nos mantuvo fuertes y unidos contra las políticas del PP a pesar de que eso le supuso un enorme coste personal y político”.

“Pablo Bellido es el secretario provincial al que no quieren el resto del partido, al que temen, por eso precisamente es el que queremos la gran mayoría de la militancia”, han señalado, instando al socialista, ante la posibilidad de que “tenga la tentación de no presentarse por distintos motivos”, a que “ponga el interés colectivo por delante del personal y dé un paso al frente”.

“La mayoría queremos que siga siendo nuestro secretario provincial. Es ahí donde le queremos y ahí donde esperamos que esté”, han puntualizado estos cuatro alcaldes.