Para el presidente de la Mancomunidad de Aguas del Sorbe (MAS) y alcalde de de Henares, , se trata de un “hito histórico” que se da por primera vez, y que servirá para “pasar este mal trago ante la ausencia de precipitaciones en una época en la que debería haberlas”.

Palacios confía en que, a lo largo del día, comience a entrar ya agua de Alcorlo a la planta potabilizadora de Mohernando. Los técnicos de la MAS y de la (CHT) trabajan ya en ello y “entre hoy y mañana estará plenamente operativo”, ha dicho.

El presidente de la MAS ha asegurado que, con esta medida ya está asegurada el agua para todo lo que resta de año y dos meses más de primero de 2018 incluso aunque no lloviera nada, y cree que “cada semana tiene su agobio, cada mes también” pero cree que lo lógico es que llueva en estos meses.

También ha defendido la calidad del agua de Alcorlo como “muy buena”, tras recordad que no es como cuando se bombeó el agua del canal de Henares en el 2005, y ha incidido que es mucho más efectivo utilizar este agua que los bombeos desde un canal de riego.

La concesión a la que tiene acceso actualmente la MAS sobre el agua de Alcorlo es de 4,26 hectómetros cúbicos por año natural, de ahí que aunque empiecen a derivar desde ahora mismo, a partir del 1 de enero los contadores estarán a cero.

Al día de hoy entran en la potabilizadora de Mohernando 1.200 litros por segundo de agua del embalse de Beleña y la idea es que cuando esté Alcorlo en marcha, entren 900 litros por segundo de Beleña a la potabilizadora y 300 de Alcorlo, situación que se hará a la inversa cuando se compruebe que la conducción desde embalse va correctamente.

Es decir, cuando esto se verifique, de Alcorlo se derivarán 900 y 300 de Beleña, hasta llegar, aproximadamente, de aquí a fin de año a 2,3 hectómetros, una cifra que tal y como reconoce Palacios, es más o menos lo que se necesitaría para este mes, y a partir de enero se activaría la concesión nueva de 4,26 hectómetros.

Palacios ha querido aclarar que, en el caso de consumir estos hectómetros, habría que preguntar a la ministra de Agricultura, y al propio presidente de la Confederación Hidrográfica del Tajo (CHT), , si estarían dispuestos a cerrar el grifo a 400.000 habitantes de más de cuarenta municipios e industrias tan importantes como la fábrica de , situada en teniendo en cuenta que la capacidad de Alcorlo es de 44.

En todo caso, para el presiente de la MAS, en esta crisis hídrica hay una ventaja, y es que al ser en invierno, los consumos son menores.