Álvarez, que se encuentra en Guadalajara acompañado, entre otros, por el secretario general de UGT en Castilla-La Mancha, , ha mostrado también su preocupación de manera especial por el “tono de entrada y salida” de algunos en la campaña en relación a los derechos de la mujer “que un día es sí y otro día es no, con una falta absoluta de respeto a su integridad”.

En una comparecencia ante los medios, el líder sindical ha dicho que en estas elecciones España se juega que se reparta la riqueza que se está generando, que se recuperen libertades y cree que la penalización permanente del derecho de huelga debe desaparecer.

Para Álvarez, el convenio que se juegan los trabajadores se traduce en el voto del día 28 pero, en todo caso, ha dicho de forma clara que, pase lo que pase esa jornada, “el Primero de Mayo la gente tiene que llenar las calles de nuestras ciudades” para hacer llegar su voz porque “un día de manifestación puede generar resultados más importantes que muchas movilizaciones en empresas”.

“El Primero de Mayo es el día para plantear la gran queja, la gran exigencia”, ha afirmado tras insistir en que hay que hacerlo con “ilusión y esperanza” y que la gente no debe ir a votar “por miedo” sino sabiendo que hay otra manera de “encarar” el futuro.

“Nunca nos han regalado nada y ahora tampoco nos lo van a regalar, y solo a través de nuestra fuerza seremos capaces de decirles a los nuevos parlamentarios que tienen que responder ante las necesidades de la ciudadanía”, ha dicho.

En este sentido, el secretario de UGT ha explicado que, evidentemente, no es lo mismo que haya una mayoría parlamentaria que otra; si es una de derechas cree que todo será mucho más complicado pero ha asegurado que su sindicato “no se va a achicar” sino que seguirá luchando “pase lo que pase el día 28”.

En cuanto a si el resultado fuera una mayoría progresista, aunque considera que será más difícil que pueda constituirse, defiende que ésta deberá responder también ante los ciudadanos, devolviendo derechos y repartiendo la riqueza. Álvarez se reúne en Guadalajara con trabajadores de Lactalis Nestlé, que celebran elecciones sindicales.