La garantía de la asistencia sanitaria frente a las mentiras del PSOE 

El de Guadalajara, con su secretario provincial a la cabeza, ha encontrado el blanco perfecto para acomodarse en la mentira y en la demagogia intentando sembrar alarma y miedo. , siguiendo las premisas de su Secretario regional, y de su secretario nacional, el histórico , sabe y es consciente de la sensibilidad que los asuntos de la salud conllevan para la sociedad, para cualquier ser humano; y, con esa premisa, el PSOE ha abanderado una causa que se ha encargado de politizar con el objetivo de sacar algo de rédito que sumar a sus escasos méritos. El problema es la nula legitimidad que acompaña a sus declaraciones exentas de toda clase política digna y responsable, intentando borrar el pasado más inmediato, aquel que nos condujo a la ruina más absoluta y que a punto ha estado de demoler el Estado de Bienestar.

Por suerte, el llegó a tiempo para parar la sangría heredada de los anteriores gobiernos socialistas y, desde el primer día en que tomó posesión, trabaja sin descanso para garantizar los servicios sociales básicos que el Partido Socialista dejó de lado para ocuparse de otros menesteres que creía más importantes, entre los que se cuentan los privilegios económicos y la contratación de sus altos cargos, de asesores, compra de coches de lujo por valor de 400.000 euros, apuestas en entidades como CCM por proyectos de interés fundamentalmente socialista que se cargaron a la entidad financiera de referencia regional,  engaño a los agricultores en relación con expropiaciones que solo beneficiaban a unos empresarios amigos, certificaciones y pago de obras que nunca se han realizado, por ejemplo en Alovera, etcétera etcétera.

El resultado, 168.000 facturas sin pagar en los cajones, no se pagaba a dependientes, ni a drogodependientes, tampoco a discapacitados y a residencias de ancianos, ni a Diputaciones ni a Ayuntamientos; en definitiva, a nadie. Mientras tanto se generaba una deuda de 10.800 millones de euros, que es la herencia que nos han dejado, y un déficit del 7,5%, el más elevado de todas las regiones de España.

La realidad, tras 28 años de gobierno socialista en nuestra región, la dibujan los datos y las cifras que son incontestables, indiscutibles e incuestionables. Con todos estos datos, los responsables de los mismos, los dirigentes del PSOE, todavía tienen la desfachatez de colocarse a la cabeza de protestas y manifestaciones por una situación de las que única y exclusivamente ellos son los culpables y responsables por su negligencia y una pésima gestión de los recursos públicos que debería inhabilitarles de por vida para ejercer un cargo político. Como muestra un botón, solo con los 4 millones de euros que pagamos diariamente de la deuda socialista heredada, se podrían construir muchos hospitales y centros de salud en la provincia.

Como máxima responsable del de Guadalajara, he de decir que no vamos a permitir que quien ha socavado el Estado de Bienestar nos de lecciones de cómo garantizarlo. Menos aún si se trata de algo tan sensible como la salud de las personas, cuya asistencia está plenamente garantizada gracias a la buena gestión del gobierno de María Dolores Cospedal, con la reestructuración horaria –que no cierre, pues no se ha cerrado ninguno- de los PAC, con el incremento del número de ambulancias que ha pasado de 19 a 21 en nuestra provincia, y con la puesta en funcionamiento del servicio de una UVI Móvil más con sede en Azuqueca de Henares, único municipio de población próxima a los 40.000 habitantes que no contaba con este recurso sanitario, una prueba más de lo olvidada que ha estado siempre nuestra provincia durante los casi 30 años de gobiernos socialistas, también en sanidad.

Hoy, pese a la lamentable situación económica heredada, permanecen abiertos todos los PAC y está plenamente garantizada la calidad en la asistencia sanitaria, urgente y no urgente, con el incremento de ambulancias, la reubicación de ambulancias de , y la ubicación de una UVI Móvil más en la provincia. Quien diga lo contrario intentando generar alarma y miedo, actúa de manera mezquina y mentirosa. 

Como viene siendo habitual y comprobamos cada vez que el PSOE tiene responsabilidades de gobierno, su capacidad más destacada es la de arruinar todo lo ajeno que toca y convertirse en una máquina de hacer parados; y ya sea en gobierno o cuando está en la oposición, la mentira y el engaño son sus principios, y la incoherencia y la hipocresía diciendo una cosa y la contraria en función de si gobiernan o están en la oposición, la hoja de ruta que marca su comportamiento diario. Sirva como ejemplo que en nuestra región el PSOE tenía previsto cerrar, digo cerrar, sí, muchos PAC y Centros de Salud que es lo que ha hecho en Andalucía. 

El Partido Popular seguirá colocando los cimientos sobre los que levantar y garantizar los servicios sociales básicos, entre ellos la Sanidad. Ese es el único objetivo sobre el que estamos y seguiremos trabajando, porque para eso y no para otra cosa nos han elegido los ciudadanos, pese a las mentiras, demagogia y mezquindad con la que están actuando algunos dirigentes del PSOE, en los que los ciudadanos hace tiempo que dejaron de confiar por el tremendo daño que nos han hecho. Ante su incapacidad para hacer las cosas bien y su tremenda capacidad para arruinar todo lo que tocan, especialmente si es el dinero ajeno, les pido que dejen trabajar a las personas en quienes los ciudadanos han depositado su confianza con la esperanza de cambiar esta situación que hemos heredado en Castilla-La Mancha. Trabajo en beneficio de todos los ciudadanos de esta provincia y de esta región, desde luego, con el Partido Popular, no va a faltar; honestidad, tampoco.

López

Presidenta del Partido Popular en Guadalajara