El alcalde de Guadalajara, , ha dado la “bienvenida” al presidente de -La Mancha, , por sumarse a la propuesta que él lleva haciendo desde “hace años” de elevar las reservas mínimas de Entrepeñas y Buendía hasta los 800 hectómetros cúbicos antes de trasvasar, al tiempo que ha aprovechado para reivindicar también la “separación” de ambos pantanos a la hora de contabilizar el mínimo de agua trasvasable.

En declaraciones a los periodistas tras una rueda de prensa se refería así al viaje previsto por el presidente autonómico este martes a , donde según ha anunciado pedirá elevar esta lámina mínima de agua, que actualmente se coloca en 400 hectómetros cúbicos tras el Memorándum firmado a cuatro bandas por Castilla-La Mancha, Región de , Comunidad Valenciana y Gobierno estatal, cuanto los cuatro gobiernos de estas administraciones eran del .

Román ha incidido en que lo que quiere pedir García-Page en Bruselas escudándose en que no hay caudal suficiente en el Tajo de acuerdo a la sentencia del Tribuna Supremo ya lo viene pidiendo él hace años, al tiempo que ha remarcado que debe pensarse en separar la manera de cuantificar las reservas en los embalses porque “sería mejor”.

Según Román, aunque habrá quien diga que es imposible esa separación de Entrepeñas y Buendía para estas mediciones por dificultades técnicas, ha señalado que “si se quiere, se puede”, porque, además, es algo que puede beneficiar a los municipios ribereños de la provincia al garantizar un mínimo de agua en la cabecera que satisfaga todas las necesidades.

“Hablan mucho de ir a Bruselas, que me puede parecer bien, pero se olvida de que el que ha autorizado trasvase tras trasvase este año ha sido .

“LOS TRASVASES NO SE FRENAN”

En todo caso, según Román, pese a la anulación por parte del Tribunal Supremo del Plan de Tajo los trasvases “no se frenan”, por eso cree que es el momento de avanzar en un Plan Hidrológico Nacional “por consenso” que satisfaga las necesidades de todas las comunidades de España y tiene claro que es fundamental que haya diálogo y acuerdo.

“Está claro que Murcia va a pedir más, Guadalajara menos y que el Ebro no se toca, pero entre todos tenemos que construir el país”, ha precisado.

Ha recordado como Castilla-La Mancha ha recibido más de 6 millones de euros en las últimas décadas procedentes del agua y que, en cambio, “se los han gastado en otras cosas” en vez de en la comarca ribereña.

No ha precisado cuánto tendría que ser el mínimo de agua en cada uno de los embalses antes de trasvasar pero ha indicado que tendrá que ser una cantidad suficiente para su desarrollo.