Dicha jornada está organizada por la Dirección de Enfermería del Área Integrada de Guadalajara, con la colaboración del , y pretende servir de encuentro y puesta en común entre profesionales para potenciar las medidas con las que prevenir este grave problema de salud, innovar en cuidados y concienciar al personal de Enfermería acerca de la importancia de formarse e investigar en materia de cuidados de la piel.

La prevención de las úlceras por presión es un indicador de la calidad de los cuidados que se prestan. El mejor tratamiento de las UPP es evitar su aparición y, en caso de que aparezca una lesión de la piel de este tipo, hay que trabajar en una prevención secundaria. Es decir, la lesión debe abordarse de forma coordinada, reduciendo la variabilidad para evitar que la úlcera y la situación clínica del paciente se compliquen, ha informado el Sescam en un comunicado.

En este sentido, resulta fundamental establecer modos de trabajo comunes y una continuidad asistencial entre Atención Primaria y hospitalaria, siendo en este caso de vital importancia la implicación de los profesionales de centros sociosanitarios que atienden a usuarios que, por su situación, tienen más factores de riesgo para padecer una UPP.

A lo largo de la jornada se contará con la participación de médicos, profesionales de la Enfermería y auxiliares, además de farmacéuticos, y habrá distintos apartados en torno a la interdisciplinaridad y el establecimiento de protocolos que contribuyan a evitar la variabilidad a la hora de prevenir este grave problema de salud y su abordaje para evitar su agravamiento.

Las úlceras por presión (UPP) son lesiones que pueden aparecer especialmente en pacientes de alto riesgo y que permanecen en cama o con movilidad disminuida. Las UPP afectan a tejidos blandos y pueden degenerar en necrosis. Estas lesiones representan un importante problema asistencial por el impacto que causan sobre la salud y su perjuicio sobre la calidad de vida de quienes las padecen y de sus cuidadores.