El concejal de Medio del Ayuntamiento de Guadalajara, Francico Úbeda, acompañado por el director general de Valoriza, , han presentado esta iniciativa.

Un total de 200 familias de dicha zona, lo que se traduce en 575 personas, participarán de forma voluntaria en esta experiencia, según ha informado el Consistorio en una nota de prensa.

Esta cifra permitirá obtener unos datos lo suficientemente representativos para que, en un futuro, esta forma selectiva de recogida de fracción orgánica “ayuden a trasladar esta primera experiencia al resto de la ciudad”, ha dicho Úbeda.

En base a estos 575 voluntarios, se estima una recogida de 80 gramos por persona y día de este tipo de residuos, unos 43,28 kilogramos diarios. Cantidad que se irá aumentando según se vaya desarrollando el proyecto, como se ha visto en otras partes de España.

CAMPAÑA INFORMATIVA Y DE CAPTACIÓN DE VOLUNTARIOS

Previo a la puesta en marcha del proyecto, se ha llevado a cabo una campaña de información para la captación de posibles voluntarios. Se ha llevado a cabo en dicha zona “puerta por puerta”, según ha comentado.

Esta campaña, a fin de facilitar que más personas colaboren con este proyecto pionero en la región, continuará operativa hasta el 27 de abril.

Durante la realización de la campaña informativa y de captación, se ha intentado contactar con otras 367 viviendas que no estaban ocupadas en el momento. En 79 casos, los responsables de las viviendas han aplazado “para otro día” la visita y en 94 casos “no ha interesado” la campaña.

Para que las familias participantes puedan colaborar en el proyecto y puedan realizar la separación de la fracción orgánica de forma correcta, se les ha entregado un kit compuesto por un cubo aireado de color marrón, un paquete de bolsas biodegradables, una llave para abrir los contenedores y un pendrive con información para reciclar correctamente.

De la importancia de este proyecto pionero ha hablado Úbeda no sólo en términos de sostenibilidad y responsabilidad sino también ha incidido en “la necesidad de llevar a cabo este tipo de recogida selectiva para contrarrestar el efecto invernadero”.

Por otra parte, en el año 2020 entrará en vigor una normativa europea en materia de residuos que obligará a los ayuntamientos a que el 50 por ciento de los residuos generados sean reciclados de esta forma.