“Como si Cela y los gancheros hubieran usado un helicóptero para evitar cruzar las tierras malditas de estos embalses zombie”, ha puesto de manifiesto en un comunicado la Asociación.

Se trata, para los municipios ribereños de “una falta de respeto” que llega a raíz de “un tema tabú”, según ha lamentado su presidente, . “Con el partido que gobierna en la Diputación, claramente posicionado a favor de los trasvases, no nos quieren ver ni en pintura para evitar agitar a la opinión pública, que obviamente pide que se defienda a la provincia con la misma firmeza que se hace ahora desde la Junta”.

“Nos niegan ayuda económica, nos niegan ayuda técnica, nos niegan apoyo institucional, nos niegan hasta el apoyo moral; nos niegan infraestructuras ya aprobadas como el parque de bomberos de Sacedón; pero lo que es peor, nos ignoran, no quieren saber nada del problema de falta de agua y de las nefastas consecuencias que está teniendo para miles de vecinos, cuando la Diputación de Guadalajara debería ser la más fiera defensora de la provincia y del Tajo”, ha sentenciado Pérez Torrecilla.

Por último, ha señalado que “quizás el problema radique, una vez más, en un desconocimiento de la geografía de nuestro país. A lo mejor han llegado ya a creerse que somos parte de y que aquí nace el Segura”.

“Una Diputación al servicio de Guadalajara sería la primera espada en esta guerra del agua, pero en palacio apenas se menciona a los ribereños, prefieren mirar para otro lado, quizá hacia , y organizar carreras populares”, ha concluido al tiempo que pedía que realicen los “10 kilómetros a través del Mar de Castilla”.