Según ha informado esta asociación en nota de prensa, estas exhumaciones, que corresponden a militantes de izquierdas, se produjeron por la búsqueda promovida por la justicia argentina, dentro de la querella contra el franquismo que promovió en la ARMH en abril de 2010, de los restos de .

Sin embargo, tras una primera exhumación se encontraron errores en el libro del cementerio porque Mendieta figuraba en un lugar donde se comprobó que no estaba enterrado, por lo que se llevó a cabo una segunda exhumación.

Una vez terminada la segunda exhumación, la ARMH había exhumado en total 50 cuerpos, de los cuales ha conseguido identificar a 25. El primero, por exigencias de la justicia argentina, fue el de Timoteo Mendieta, que fue enterrado por su familia en el cementerio civil de el pasado verano. Además, hace dos semanas se entregaron también los restos de Gregorio Florián, que fueron recogidos por su familia.

La Asociación ha solicitado a algunos ayuntamientos que presten un espacio en sus cementerios para depositar los restos que no son reclamados por ninguna familia, de los que se tiene un informe osteológico y una muestra de ADN por si en algún momento aparece un familiar que quiera contrastar genéticamente su identidad.