Las asociaciones con representación en el de -La Mancha “reconsiderarán” su presencia en este organismo si se mantiene la reducción de participantes, con la pérdida de representación que conlleva, y se convierte en un “títere en manos del Gobierno regional”.

Así se ha pronunciado el representante de Ecologistas en Acción de Castilla-La Mancha, , y portavoz de las cinco asociaciones ecologistas del Consejo, antes de la celebración de la reunión de dicho órgano. Junto a Hernández también han estado un representante de Ardeidas, Fernado Cámara; un miembro de SEO/BirdLife, ; Alberto Fernández-Lop de WWF y un representante de Ecologistas en Acción de , Alberto Mayor.

Hernández ha explicado que agotarán “hasta el límite la capacidad de participación y de negociación”. “No nos gusta salirnos de ningún de Medio Ambiente o de un Consejo de participación, entre otras cosas porque tenemos una responsabilidad” pero, ha añadido, “no cabe duda que si este Consejo va a ser un títere en manos del Gobierno tomaremos las medidas oportunas y entre ellas reconsideraremos participar en un Consejo que será una pantomima de lo que debería ser”.

Tal y como ha explicado Hernández, la Consejería de Agricultura ha planteado una reforma en la representación y participación de entidades sociales y expertos dentro de este Consejo. De esta manera, pasaría de 38 puestos a 22. “Quedaría compuesto por 22 miembros y 11 de ellos más el voto de calidad de la presidenta regional, , serán pertenecientes a la Administración regional”.

En cuanto a entidades sociales, ha dicho que desaparecen en su totalidad el , la asociación de vecinos, los representes de los Regantes y los miembros de los sindicatos. Por su parte, ha añadido, se reducen todos los puestos de expertos y científicos como la (UCLM) y observatorio de Sostenibilidad.

En cuanto a la reducción de presencia, ha indicado que las ONG Ambientales dejan de poseer siete representantes para tener cuatro miembros, los consumidores de usuarios pasan de dos miembros a uno, las organizaciones Agrarias pasan de tres a dos y la pasan a ocupar un puesto y no dos.

Por su parte, señala que la Administración regional mantiene 11 puestos, la mantiene su único representante y se incorporan las Organizaciones de Caza con dos nuevos puestos.

“De un órgano que debe ser de participación para que el Gobierno regional atendiera a los ciudadanos y a los expertos en materia de medio ambiente, ahora se va a convertir en un órgano más de la Administración”, ha aseverado Hernández, quien ha apuntado que quedará “totalmente descafeinado en su participación porque el Gobierno no va a poder tener un interlocución con la sociedad en materia de medio ambiente”.

Asimismo, el representante de las cinco organizaciones ambientales ha subrayado que esta reforma planteada “no supone ningún ahorro porque los miembros del Consejo nos costeamos nuestra presencia”, al tiempo que ha asegurado que “tampoco va a suponer ninguna mejora en la funcionalidad del mismo porque al poder participación y presencia social y de expertos, el Gobierno va a necesitar recabar esa información fuera del Consejo”.

EL CAMBIO DESDE HOY

Miguel Ángel Hernández ha explicado que el cambio en el Consejo Asesor de Medio Ambiente inicia “su andadura” este lunes con la celebración de la reunión de dicho órgano. No obstante, la modificación de este órgano comenzó con un primer decreto que se aprobó en diciembre de 2012, y ahora, ha comentado, ese decreto “se convalida y se amplia con una nueva reforma que inicia su andadura e hoy. Así, una vez pase el trámite en el Consejo Asesor puede ser convalidado por el ”.

“Hoy ya es la primera vez que se reúne con 22 miembros, pero tenemos una segunda oportunidad de que reconsideren” de lo contrario, ha afirmado, “sería el golpe de gracia definitivo consolidando esta representatividad y además incorporando entidades de defensa de la naturaleza tan ajenas a la conservación como puede ser las Asociaciones Oficiales de Caza u otras organizaciones cinegéticas”.

Finalmente, y a preguntas de los medios, Hernández ha asegurado que desde las organizaciones ambientales “se temen” que esta decisión vaya unida a poder “acallar las críticas” y poder tomar decisiones medio ambientales sin su opinión.

“La Consejería, de un tiempo a esta parte, ha ido dando cada vez más la espalda a tratar los temas ambientales no solo con las ONG medio ambientales, sino con la sociedad en su conjunto”, ha indicado, al tiempo que ha añadido que “nos tememos que tiene que ver con que se están tomando decisiones en la región que afectan a la calidad de vida y a la protección y no se quiere oír lo que decimos el resto”.