El presidente nacional de , , ha pedido al sector de los autónomos que estudien la posibilidad de subir sus bases de cotización, recordando que España es, tras , el país que más prestaciones sociales ofrece a este colectivo.

Como conclusiones al estudio ‘El trabajador autónomo ante la previsión social’ elaborado por ATA y la , Amor ha considerado que el hecho de que gran parte de los autónomos se decante por bases bajas de cotización se debe a un “alto nivel de desinformación” en cuanto a los sistemas de protección social que existen en España.

En su opinión, “todavía hay muchos autónomos que creen que hay una cuota fija”, cuando hay bases de entre 900 a más de 4.000 euros que se pueden cambiar hasta cuatro veces al año.

Para Amor, “llama la atención que la mayoría de autónomos creen que su nivel de protección social está por debajo de ”. Así, ha insistido Lorenzo Amor en que hay países de nuestro entorno donde no hay algunos derechos como las prestaciones por incapacidad temporal.

El problema de esta “falta de desconocimiento” en cuanto a las prestaciones sociales hace que los autónomos tengan tendencia a cotizar por la base mínima, lo cual repercute en un nivel más bajo de cobertura ante determinadas contingencias.

“Muchos autónomos, según el estudio, aumentarían su cotización si hubiera mejores prestaciones”, ha dicho, por lo que aboga por hacer “campañas de concienciación” para que los autónomos que puedan aumenten sus bases de cotización.

En este punto, ha sugerido poner en marcha bonificaciones fiscales para aquellos autónomos —y ciudadanos en general— que opten por contratar servicios privados.

DATOS DEL ESTUDIO EN C-LM

El secretario general de ATA, , ha ofrecido datos del estudio realizado entre autónomos de Castilla-La Mancha.

Según ha dicho, los trabajadores autónomos de la región cotizan por la base mínima en un 63%, por encima de la media del 52% a nivel nacional. Solo un 2,5% cotizan por encima de los 2.000 euros.

Un 38% de los autónomos de la región declaran que no elevan su base de cotización por no poder asumirlo económicamente, mientras que un 17% se decanta por sistemas privados.

La subida de la base de cotización “va muy ligada a la edad del trabajador”, y un 33% hasta 54 años cotizan entre 1.000 y 2.000 euros; mientras que mayores de 55 años elevan estas bases pensando en una mejor jubilación.

Según este estudio, solo el 2,6% de autónomos de la región conocen en profundidad las prestaciones sociales a las que le da derecho su cotización; y seis de cada diez afirman tener contratados servicios privados para complementar su protección.

De los autónomos que tienen contratados servicios privados para su protección social, el producto que más contratan son planes de pensiones.

El informe revela además que el 79% de los autónomos de Castilla-La Mancha “no confía en la prestación por cese de actividad” y siete de cada diez considera que el sistema español está por debajo del resto de países europeos.

MAPFRE PIDE POTENCIAR EL CONOCIMIENTO

Por parte de la Fundación Mapfre, , ha puesto en valor este estudio, cuyos resultados “pueden arrojar luz” sobre las previsiones para el colectivo autónomo.

Así, ha felicitado a ATA por el trabajo realizado con este informe que busca “potenciar y difundir el conocimiento para dar cumplimiento a uno de los objetivos de Mapfre” como es apoyar a este sector económico.