Recientemente Pablo ha interpretado en inglés ‘standards’ de jazz americano con jóvenes músicos cubanos y que en breve se publicarán. Además, ha vuelto a acercarse al piano de para juntos recuperar algunos de los temas más entrañables de la Vieja Trova Cubana y encara además una tarea pendiente, los arreglos para salsa de obras destacadas de su cancionero bajo la producción musical de Dagoberto González junior, según ha informado el Ayuntamiento de Guadalajara en una nota de prensa.

Para este trovador capaz de abordar varios géneros con la misma pasión y respeto, sus presentaciones en directo representan la culminación de todo su trabajo ante el público, Pablo escoge y desgrana melodías antológicas, esenciales y características de la vida artística de este músico, compositor y poeta que considera el escenario su primordial terreno de expresión.

Canciones memorables como ‘Para vivir’, ‘Ya ves’, ‘Yolanda’, o ‘El Breve Espacio’ en que no está en armonía con otras de sus estimadas composiciones ‘Amor’, ‘Si ella me faltara alguna vez’, ‘Días de gloria’ o ‘Matinal’, para detenerse y dar a conocer la esencia de un repertorio de entrañables melodías.