Los autobuses urbanos de Guadalajara siguen perdiendo viajeros mes a mes respecto a los registrados en años anteriores. Según los datos con los que la empresa concesionaria factura al Ayuntamiento para recibir la subvención municipal que financia las pérdidas económicas del servicio, en el mes de agosto de 2016 se registraron 13.982 usuarios menos que en agosto de 2015. De esta forma, en los ocho primeros meses de este año, la caída del número de viajeros se sitúa ya en 186.904 menos respecto al mismo periodo de 2015.

La cifra de viajeros contabilizados entre enero y agosto de 2016 también es la más baja para este periodo desde que se modificó el servicio de autobuses urbanos en 2013: son 2.235.922 viajeros en los ocho primeros meses de este año, es decir, 186.904 menos que en el mismo periodo de 2015, 80.761 menos que en los mismos meses de 2014 y 296.683 menos que entre enero y agosto de 2013.

Si el dato se compara con 2012, último año en el que funcionó el anterior servicio, se han perdido nada menos que 1.161.843 viajeros de la cifra de 3.397.765 usuarios que se registraron entonces entre los meses de enero y agosto. Por tanto, se ha perdido más de un tercio de los viajeros de 2012: en concreto, un 34,19%.

La factura que pagan los vecinos de Guadalajara sigue aumentando

Este desplome constante del número de viajeros se traduce en que el importe pagado por el Ayuntamiento, es decir, con dinero de todos los vecinos de Guadalajara, a la empresa concesionaria durante los ocho primeros meses de 2016 ha aumentado en 609.945,77 euros respecto a lo abonado en el mismo periodo del año pasado. Además, en el último pleno municipal, el aprobó una modificación de crédito en la que se aumenta la partida para pagar a la empresa concesionaria de los autobuses urbanos en 130.000 euros más sobre los 4,3 millones de euros presupuestados para 2016, lo que significa que ya se prevé que el coste para las arcas municipales este año ascenderá a 4.430.000 euros.

A la vista de estos datos, , concejal del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Guadalajara, ha resaltado que “continúa evidenciándose el desastre de servicio que impuso Román unilateralmente en 2013, que no es útil para la ciudadanía y sigue teniendo el mismo coste para las arcas municipales que el servicio anterior, pese a que el alcalde aseguró que lo modificaba para ahorrar en la factura que pagan todos los vecinos”.

Además, el concejal socialista ha vuelto a denunciar que “siguen sin funcionar la mayoría de las pantallas informativas de las paradas de los autobuses, continúan los problemas de accesibilidad en muchas paradas y a todo este dislate se suma la falta de acreditación por parte de la empresa del número de trabajadores que actualmente prestan el servicio, cuestión planteada incluso por el interventor municipal”.

Víctor Cabeza ha añadido que “todo lo que está ocurriendo con el servicio de autobuses urbanos es una evidencia más de que Román y su equipo ni se ocupan ni se preocupan por los asuntos municipales, ya que en lugar de defender los intereses del Ayuntamiento y de los vecinos abriendo expedientes a la empresa, al menos informativos, todavía pretenden sacar pecho diciendo que todo se está haciendo bien”.