Por estos motivos, el vicealcalde de Guadalajara, , ha señalado que el optimismo que mostró el consejero de Sanidad, , el pasado lunes sobre la apertura de dicho aparcamiento, “no es creíble”, ha informado la Junta en nota de prensa.

Carnicero ha respondido a las palabras de Fernández, que afirmaba que se estaban realizando requerimientos “fuera de la norma”. A este respecto, ha señalado que “es falso” o “el consejero está confundido”. “O bien no se ha leído los requerimientos realizados por el consistorio o no los ha entendido. Todo lo que se está exigiendo son medidas catalogadas en la Ley de Accesibilidad de la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha”, ha afirmado.

Estas medidas son, según el edil, “la necesidad de ampliar aceras que, en algunos puntos, que tienen una anchura de 30 centímetros; solucionar los problemas de accesibilidad de las paradas de autobús, crear itinerarios accesibles para las personas con movilidad reducida, realizar rampas con la pendiente exigida y, principalmente, presentar en el Ayuntamiento el correspondiente certificado de fin de obra”.

Jaime Carnicero ha reiterado el ofrecimiento del Ayuntamiento de Guadalajara para alcanzar una solución, brindando a la Junta, incluso, la asistencia de la empresa de movilidad que presta servicio al consistorio (Doymo) y de los técnicos municipales.

Preguntado sobre cómo valora el anuncio realizado por el consejero de Sanidad de que en un mes el aparcamiento podrá abrir, el vicealcalde ha manifestado que, dada la situación, considera una “temeridad” el hablar de plazos, dado que de momento no se ha presentado ni siquiera el certificado de fin de obra. Carnicero ha ofrecido su opinión al respecto: “Una vez existe certificado de obra, la Junta debe pagar a la empresa. Es muy posible que, si todavía no lo hay, es porque no tengan recursos suficientes para pagar”, ha afirmado.

El vicealcalde ha ratificado que es un “error” que el acceso de entrada y la salida del aparcamiento sea por el mismo sitio, pero ha incidido “en que todavía se puede evitar”. La Junta de Comunidades pretende que los vehículos accedan al aparcamiento por la calle Donantes de Sangre y salgan por el mismo punto, lo que agravaría el problema de tráfico que ya soporta la N-320.

Frente a eso, el Ayuntamiento de Guadalajara propone que la salida se realice a través de la rotonda de la Fuente de la Niña, lo que fue intención del Mancha inicialmente.

En relación a la cuestión de a quién le correspondería ejecutar el acceso por la rotonda de la Fuente de la Niña, el vicealcalde ha sido tajante: “Es a la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha a quien le corresponde. Y lo digo con respaldo documental y con los informes técnicos y jurídicos en la mano, que avalan lo que estoy diciendo”.

Finalmente, el vicealcalde se ha referido a las obras del , de las que ha dicho que “son una “mera y absoluta ficción. trabajando. La empresa ha entrado, incluso, en concurso de acreedores. No evolucionan y eso es una obviendad por mucho quieran ocultarlo”.