También dio instrucciones a la Concejalía de Economía y Hacienda para que se habilite la correspondiente partida económica para afrontar dichas actuaciones, ha informado el Consistorio en un comunicado.

“Si la solución pasa por separar el tránsito de peatones y vehículos a través de pasos subterráneos, pasarelas o semaforización, hay que estudiarlo. De hecho, el miércoles por la mañana se produjo la primera reunión del vicealcalde con los técnicos municipales para abordar dicho asunto. El Ayuntamiento tiene que proponer al lo que se debe hacer y será Fomento, como titular de la vía, quien lo tenga que autorizar”.

Antonio Román ha señalado que tras conocer lo ocurrido lo primero que hizo fue ponerse a disposición de la familia y unirse al dolor del colegio Diocesano, centro donde estudiaba la joven.

Además, ha señalado que el entorno de Cuatro Caminos consta de un total de siete pasos de cebra. En esta zona, en la última década, se han registrado el 5 por ciento del total de atropellos que se han producido en la ciudad, por debajo de puntos como y .

No obstante, consciente del riesgo que existe, el Ayuntamiento comenzó a adoptar en 2008 diferentes medidas como la instalación de un vallado que impide el cruce de los peatones por lugares indebidos, la señalización de los pasos de cebra y la instalación de señales lumínicas y Neos Zebra. También se han instalado reductores de velocidad en los accesos a la glorieta.