La teniente de alcalde del Ayuntamiento de Guadalajara, , ha visitado esta tarde el colegio de Iriépal, perteneciente al Francisco Ibáñez, y ha denunciado el retraso que sufre el inicio de la ejecución del proyecto de ampliación del mismo. El gobierno de Page anunció en marzo que las obras iban a empezar el pasado verano, pero sin embargo todavía no se han iniciado, lo que está provocando un perjuicio directo al centenar de alumnos pertenecientes a él y a sus familias.

Otros centros que están sufriendo los retrasos de la Junta de Comunidades son el IES y el pabellón Polideportivo del CEIP La Muñeca, cuya primera piedra será puesta mañana viernes por el presidente regional, muchos meses después de lo inicialmente previsto. “La mala gestión emprendida por el gobierno regional ha privado a los más de 500 alumnos de este centro educativo de disfrutar de su gimnasio en este curso escolar”, señala la teniente de alcalde.

Encarnación Jiménez pide al gobierno regional que dé fechas de inicio y final de obras y que vaya más allá de la puesta de primeras piedras. “Queremos que Page cumpla con Guadalajara. Queremos que cumpla los compromisos educativos adquiridos con la ciudad y nuestros barrios. Y también le pedimos que establezca un cronograma y temporalización detallada para la puesta en marcha, realización y finalización de las obras comprometidas en los centros mencionados”.

Por último, la teniente de alcalde solicita al presidente regional que “a esa primera piedra no le suceda un largo periodo de inactividad, como ha ocurrido en múltiples proyectos de competencia autonómica, y que se cumplan los plazos establecidos con el fin de que cese el importante perjuicio que la JCCM está causando a los alumnos que cursan sus estudios en estos centros educativos”.