El anuncio ha sido realizado por el propio alcalde, Alberto Rojo, acompañado del consejero de Desarrollo Sostenible, , quienes en una comparecencia ante los medios han compartido esta prioridad en una jornada marcada por una agenda cargada de asuntos de interés para capital y en la que han lamentado que el PP no creyera en esa política de servicio público.

Durante su comparecencia, ambos han anunciado también la intención de llevar la fibra óptica a las dos pedanías de Guadalajara que aún no la tienen como son Usanos y Valdenoches, sumándose así a Taracena e Iriépal, un servicio que para ambos se marca como una herramienta de “igualdad de oportunidades”.

En la hoja de ruta del alcalde y del consejero también han anunciado la firma de un nuevo convenio entre ambas administraciones para potenciar el Centro de Recuperación y Conservación de Fauna, donde se atiende a alrededor de 500 especies anuales y que ampliará su denominación incluyendo en la misma la educación ambiental, una iniciativa que Rojo y Escudero quieren poner en marcha y para la que la Junta prevé una inversión de más de 30.000 euros.

En el encuentro también han departido sobre el futuro de la Finca de Castillejos; el alcalde quiere convertirlo en un espacio de referencia provincial en materia de educación ambiental que Rojo ve con claras posibilidades de convertirse en un verdadero espacio en esta materia y quiere contar para ello con el Gobierno regional y con la Diputación Provincial, compromiso que Escudero ha asegurado que tendrá con idea de convertirlo en un “espacio privilegiado”.

El alcalde ha hablado de una “auténtica revolución” por parte del Ayuntamiento de Guadalajara en lo que se refiere a la transición ecológica, tras recordar el incremento del presupuesto en un 92 por ciento, lo que supone unos 300.000 euros, que se destinarán para poner en marcha medidas que respeten el entorno.

Por otra parte, en su comparecencia, el consejero ha anunciado en materia empresarial para Guadalajara la puesta en marcha de una planta de 50 megavatios en la capital alcarreña con el objetivo de que cada vez sea más fácil el autoabastecimiento de energía por recursos como el sol.

Escudero ha avanzado una partida de hasta 700.000 euros de la que puede hacer uso el Ayuntamiento de Guadalajara para el ahorro y eficiencia energética, la instalación de energías renovables y para movilidad sostenible para que la ciudad se pueda dotar de un punto de recarga para vehículos eléctricos, para lo que tiene un plazo de dos meses.