El proyecto, uno de los más ambiciosos que se van a realizar en los próximos meses en Guadalajara, se enmarca en la Estrategia de Desarrollo . Está cofinanciado al 80% mediante los , según ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

La presentación del mismo ha tenido lugar por parte del alcalde de Guadalajara, , quien, acompañado por el vicealcalde, , y el concejal de , , ha explicado los fines que el equipo de Gobierno persigue con dicho proyecto: crear nuevos lugares de ocio y esparcimiento en la ribera del río Henares, mejorar el aspecto estético de este tramo del río, mejorar la seguridad de los usuarios del paseo fluvial y preservar las condiciones ambientales de la ribera del río Henares.

El proyecto no va a suponer una alteración de la masa arbórea o arbustiva del río, dado que estas galerías se encuentran en las proximidades del cauce y, sin embargo, las actuaciones planteadas se van a realizar en el entorno de la senda existente. No se interferirá, por tanto, en el hábitat del río. Actualmente, el paseo fluvial se encuentra bastante degradado, al igual que la senda; ha aumentado mucho la maleza en las proximidades del paseo y falta iluminación.

ACTUACIONES QUE SE VAN A EMPRENDER

Se va a proceder a la limpieza y tratamiento selectivo de la vegetación de la ribera que se encuentra deteriorada, que es invasiva o que está seca y en mal estado, sin afectar al bosque de ribera que existe y que está compuesto principalmente por chopos y sauces.

Se mejorará la senda peatonal que ya existe instalando una superficie compactada, delimitada por bordillos. Medirá 1.487 metros y tendrá 2,5 metros de ancho.

Se van a instalar circuitos de gimnasia, de ocio, infantiles y mobiliario urbano para favorecer el disfrute de los vecinos de esta zona. Se van a instalar merenderos con pérgolas, mesas y bancos para el descanso de los paseantes. Se van a adecuar los miradores, donde se instalará alumbrado y mobiliario urbano y se plantarán especies autóctonas.

Se mejorarán los accesos a la senda que se pretende restaurar, mediante la instalación de un vallado de madera de un metro de altura en varios puntos. Y por último, se saneará y adecuará el desagüe de alivio que existe en la zona.

Por otro lado, en el proyecto se proponen las siguientes mejoras: instalación de toboganes en la ladera, que tengan una longitud mayor a la habitual, curvilineos y cuya estructura podrá ser abierta o cerrada; instalación de seis farolas en la senda con paneles fotovoltaicos, LED y en las que se puedan cargar dispositivos móviles; reacondicionamiento del paseo una vez hayan concluido los trabajos y mejoras bajo el puente nuevo.