Desde el inicio de año y hasta septiembre, el municipio “lleva sufriendo dichos cortes de luz de manera continua”, con “más de 71 cortes en dichos meses”, con todo el “riesgo y malestar que eso supone”. “Todo ello sin contar que dichos cortes no sólo se han producido este año, sino durante muchos años atrás”, según ha informado el Ayuntamiento en un comunicado.

En este sentido, y “ante la pasividad de la compañía suministradora”, Iberdrola Distribución Eléctrica, a la que desde el Ayuntamiento se ha requerido en “numerosas ocasiones para que solucione dicho problema”, el Consistorio se ha visto obligado “a denunciar dicha situación de abandono de los pueblos de la sierra en la provincia de Guadalajara”.

El alcalde de la localidad, , ha destacado que estos municipios se encuentran en una situación “de despoblación alarmante” y dichos problemas, “junto con la dejadez de las compañías que nos suministran los servicios básicos, no hacen otra cosa que agravar esa despoblación”.

“Los ciudadanos no quieren estar sufriendo dichos malestares por un servicio que pagan religiosamente y que, además, tal y como se está prestando supone un descalabro económico, en el sentido de que estos incidentes provocan la pérdida de comida almacenada en congeladores y frigoríficos, así como la rotura total de electrodomésticos y aparatos eléctricos”, ha añadido.