El texto recuerda que “está siendo un año hidrológico de escasas lluvias, lo que está reduciendo las reservas en el embalse de Beleña”, además de que se ha declarado el “estado de sequía severa, lo que implica realizar una gestión de extremo control de los recursos”, ha informado el Ayuntamiento en nota de prensa.

En el ámbito municipal, el Ayuntamiento azudense ha procedido desde hace semanas a la reducción de manera “muy considerable” del riego de parques y jardines, donde, además, se utiliza agua no potable, procedente de un poco ubicado en el barrio de Asfain.

Por otra parte, en el marco del plan anual de renovación de redes, está previsto que en breve comiencen unas obras de mejora y sustitución en distintos puntos del municipio, en concreto, en varios tramos de las calles y , Calvario y Travesía del Calvario y Navarrosa y otras.

Asimismo, se está intensificando la revisión de fugas con medios municipales y se está estudiando la puesta en marcha de una campaña generalizada para la detección de fugas.

En los hogares, el Bando anima a los vecinos a evitar “derroches innecesarios, así como un gasto totalmente improductivo”, al tiempo que recuerda algunas medidas responsables como son el uso de la ducha sobre el baño, utilizar la lavadora y el lavavajillas a plena carga y en programa económico, evitar tener el grifo abierto más tiempo del imprescindible o cerrar levemente la llave de paso de la vivienda”.