Según ha informado el Ayuntamiento en una nota de prensa, “se trata de un gesto simbólico para demostrar el apoyo del Ayuntamiento a la acción contra el cambio climático y en favor de la biodiversidad”, ha destacado el concejal de Desarrollo Sostenible, , quien ha animado a los vecinos a sumarse a la iniciativa apagando las luces de sus hogares.

El edil ha dicho que “además de estas medidas de concienciación y sensibilización, el Ayuntamiento desarrolla acciones concretas para favorecer la sostenibilidad, el consumo responsable y el respeto al medio ambiente”.

En este sentido, Juan Pablo Román se ha referido a “la apuesta municipal por edificios sostenibles como son el Espacio Joven Europeo o el futuro que se está construyendo en el antiguo cuartel”.

“Para el transporte urbano, hemos optado por la utilización de autobuses eléctricos”, ha añadido el concejal. “También contamos con el programa ‘En Azuqueca, nace un bebé, nace un árbol’, que, desde su puesta en marcha, en enero de 2017, ha permitido aumentar en cerca de 1.500 ejemplares el arbolado de la ciudad”, ha apuntado.