Aunque las diversas rutas que forman parte del Camino del Cid se encuentran ya señalizadas, a lo largo del año se dan múltiples incidencias que pueden afectar tanto a los caminos como a las señales, que pueden degradarse o desaparecer por múltiples causas, desde la climatología al vandalismo.

Estos trabajos tienen por finalidad conservar, reforzar y mejorar la señalización senderista existente, de modo que los viajeros que lo recorran puedan hacerlo sin dificultad, ha informado el Camino del Cid en un comunicado.

Este año se han realizado un total de 3.923 intervenciones, en su mayor parte (3.393) marcas de pintura. El resto se ha basado en la reposición o instalación de nuevas balizas y en la instalación de placas, vinilos rotulados y estacas. Como novedad éstas últimas incorporan el logotipo del Camino del Cid así como un código QR que remite a la página web de la ruta.

REVISIÓN DEL TRAZADO BTT

De otro lado, hace unos meses el Camino del Cid se adaptó para las bicicletas de montaña (BTT) con alforjas, que cuentan en sus tramos específicos con señalización conforme con los criterios de España y con paneles informativos. Esta señalización BTT también se ha revisado, aunque debido a su reciente implantación se han realizado pocas intervenciones, ya que las señales se encontraban en buen estado.