A preguntas de los periodistas en rueda de prensa, Carnicero ha dicho que el jefe del Ejecutivo regional, desde que tomó la presidencia de Castilla-La Mancha, sólo ha perseguido “convertirse en la oposición de este Ayuntamiento y de este alcalde” algo que considera también “preocupante”.

En este sentido le ha respondido que si tanto le preocupaba este asunto podía haber intentado tener una reunión con el Ayuntamiento este mismo miércoles “sin luces y taquígrafos” para hablar de muchas cuestiones.

Ha pedido al presidente regional algo de “lealtad, respeto y responsabilidad” con la provincia de Guadalajara y que no diga “verdades a medias” como hace en ocasiones.

Ha instado al jefe del Ejecutivo castellano-manchego a preguntar a su consejero de Educación sobre el estado de las conversaciones en torno al Campus, del que ha elogiado sus “buenas formas, con respeto, lealtad y con discrepción” a la hora de trabajar.

Ha aprovechado para apuntar que habrá una próxima reunión “sólo y exclusivamente a nivel técnico” donde ha asegurado que “se está llegando a un intercambio fluido de documentación” porque “no estamos hablando de comas”.

HOSPITAL UNIVESRITARIO

En referencia a la fecha de finales de 2020 ofrecida por el titular de Sanidad, , para la finalización de las obras del , ha señalado que le inspira “poca confianza un consejero tan aguarero a la hora de poner plazos”, aludiendo a que con relación a la apertura del parking no pareció acertar.

Ha aprovechado también la rueda informativa para pedir al presidente soluciones para el barrio pedáneo de Iriépal tras quedar desierta la licitación del colegio y le ha preguntado si va a seguir permitiendo que los niños sigan estando en barracones, sin aire acondicionado o sin calefacción.

También se ha mostrado muy crítico con la ausencia de actuación en el Fuerte de pese a tener sentencias judiciales que obligan a la Junta a invertir, para concluir indicando que lo que hace García-Page cada vez que acude a Guadalajara es lanzar “campañas de humo”.