El ya se ha trasladado hasta el lugar con el fin de observar dicha granada de mortero y dar aviso a los técnicos especialistas en desactivación de artefactos explosivos (Tedax) del cuerpo.

Dichos especialistas se trasladarán en las próximas horas para, o bien retirar y desactivar el explosivo posteriormente, o bien llevar a cabo dicha desactivación en el lugar de los hechos, tal y como ha indicado a Europa Press el cazador que lo ha encontrado.

En principio, todo parece indicar que se trata de un proyectil de mortero de 81 milímetros, de sistema valero, de ocho aletas, con zona de carga y mástil que pesa aproximadamente cuatro kilos.