Según ha informado CCOO en nota de prensa, DHL quiere introducir una “modificación sustancial” de las condiciones laborales en la plataforma logística desde la que distribuye las prendas que Primark vende online, “forzando a los empleados a trabajar los sábados sin contraprestación de ninguna clase, ni económica ni en libranzas”. Ante esta pretensión, el comité de empresa ha convocado huelga para este jueves, viernes y sábado y no descarta convertirla en indefinida si no alcanzan un acuerdo con la empresa.

En total, trabajan en esta plataforma logística unas 300 personas, la mitad de ellas enroladas a través de ETT. De todos ellos, la mayoría son del turno de mañana, en el que sólo han entrado a trabajar cuatro trabajadores de plantilla y menos de una treintena de ETT.

La empresa adelantó el inicio de la jornada laboral de estos trabajadores, que este jueves la han comenzado a las 05.15 horas cuando habitualmente entran a las 09.00 horas. Han accedido a la plataforma logística en el autobús de la empresa, escoltado por la Guardia Civil, que según el sindicato ha impedido a los piquetes subir al vehículo para informar a estos trabajadores sobre los motivos de la huelga.

También se ha negado inicialmente la entrada en el centro de trabajo a los integrantes del comité de huelga, a los que finalmente si se ha dejado pasar a la plataforma.

“Sólo están trabajando unas 30 personas en total, en la sección de preparación de los envíos, que es donde está la gente de ETT, no hay ni un solo carretillero”, ha indicado el presidente del comité de empresa, .

CCOO ha señalado que los miembros del comité han comprobado cómo la empresa “está incurriendo en actos de esquirolaje interno” asignando a los trabajadores presentes en la planta tareas que no se corresponden con su cualificación profesional, “tratando de sustituir a los huelguistas y vulnerando así el derecho de huelga”, hechos que ya han sido denunciados ante la Inspección de Trabajo.

“DHL y Primark tienen que ver que la plantilla y también la gran mayoría de los compañeros de ETT estamos unidos y dispuestos a luchar por nuestros derechos. Aquí nadie se niega a trabajar los sábados, pero hay que acordar la manera de compensar esa jornada, que se sale de la habitual de lunes a viernes”, ha señalado García.