Tras la finalización del anterior contrato de explotación y la adjudicación del nuevo nadie de la empresa saliente, , ni de la ganadora del concurso, Innovaser 360, ha remitido comunicación oficial alguna sobre la situación de la subrogación de la plantilla, ni sobre cómo afectará el cambio de contrata a los trabajadores y trabajadoras a nivel social y laboral, según obliga el Artículo 44 del Estatuto de los Trabajadores, según ha informado el sindicato en nota de prensa.

Tampoco, añade, el Ayuntamiento de Guadalajara, a través del Patronato como responsable de las instalaciones acuáticas y de la adjudicación del contrato, ha solventado las dudas sobre este tema, dejando en el más absoluto desamparo a los trabajadores que prestan este servicio público municipal a los habitantes de Guadalajara.

“La opacidad que rodea el proceso de sucesión de contratas y la incertidumbre de la plantilla se han agravado, además, por el retraso del nuevo adjudicatario en asumir la prestación del servicio, del que debía haberse hecho cargo a principios del pasado mes de septiembre”, añade.

Según el sindicato, ante la demora de Innovaser 360, cuyas causas no se han explicado, el Ayuntamiento ha prorrogado el contrato a la anterior concesionaria, Fitness Project Center.

Sin embargo, “sin previo aviso y sin mediar comunicación alguna”, Fitness Project Center ha dado de baja a los trabajadores que a formar parte de la plantilla de una tercera empresa, TDS Gestión Deportiva, cuyo gerente y propietario lo es también de Fitness Project Center.

AUTORIZACIÓN DEL TRASPASO DE EMPRESAS

CCOO ha exigido al Ayuntamiento de Guadalajara que aclare de inmediato si conocía y si ha autorizado el traspaso, por parte de Fitness Project Center a TDS Gestión Deportiva, de la contrata municipal para la explotación de las instalaciones acuáticas de la ciudad y del personal adscrito a la prestación de este servicio público. Y, en su caso, que explique en virtud de qué circunstancias y bajo qué condiciones administrativas, jurídicas y contractuales lo ha permitido.

Además, el sindicado ha exigido saber qué plazo ha concedido el Ayuntamiento a Innovaser 360 para asumir la contrata de la que resultó adjudicataria, o si esta empresa ha renunciado definitivamente a la concesión.

El sindicato también va a exigir, en todo caso, la subrogación de todos los contratos de todos los trabajadores adscritos a este servicio, preservando todos sus derechos sociales, laborales y sindicales.