Este centro reunirá numerosos materiales en forma de manuscritos, prueba de imprenta corregidas, borradores, objetos, muebles, fotografías, libros, obras de arte y cartas, según ha informado la institución provincial en nota de prensa.

Así, parte de este material estará ubicado en el Castillo de Torija junto al Museo del Viaje a La Alcarria y se irá renovando según estimen los técnicos del Servicio de de la Diputación.

El convenio contempla otro área dedicada al estudio de la obra de Cela, que estará disponible en la Biblioteca de Investigadores, para facilitar el estudio y acercar la obra a aquellos que quieran profundizar en la misma. Desde aquí también se promoverán exposiciones y publicaciones.

Finalmente, según se vayan promoviendo las exposiciones y publicaciones, se impulsará la parte itinerante que viajará por los pueblos del Viaje, de la provincia e incluso por otras partes de España.

El presidente ha subrayado que el compromiso de la Diputación con la figura del Premio Nobel es “más que notable”, y es en esta línea en la que pretenden “seguir trabajando”.

Además, ha recordado todas las acciones que se han desarrollado en el último año con motivo del centenario del nacimiento de Cela. “Estamos convencidos de que la clave está en que estas acciones perduren en el tiempo, solo así se logrará que Cela se quede para siempre en La Alcarria”.

Según Latre, se presenta “una extraordinaria oportunidad de conseguir fijar este itinerario turístico y cultural en torno al Viaje a la Alcarria de Cela. Un proyecto que puede reportar muchos beneficios a los pueblos que aparecen en la obra”, ha dicho.

LUGAR “ÍNTIMAMENTE LIGADO” A CELA

Por su parte, ha destacado que gracias a este acuerdo se va a conseguir que la memoria de aquello que hicieron sus padres “pueda permanecer en un lugar que estuvo tan íntimamente ligado a la vida y la obra de Camilo José Cela”.

El acuerdo incluye numerosos materiales y manuscritos y, precisamente, la pluma con la que se ha firmado el convenio será exhibida en este centro. Esta pluma, ha dicho, “conserva todavía restos de la tinta que utilizaba Camilo José Cela mojando en el tintero para escribir, y hoy se ha añadido esta última capa que le da verdaderamente brillo”, ha concluido Camilo José Cela Conde.