Con el título ‘Íntima’, la exposición mostrará durante este verano un ámbito poco conocido de la cultura tradicional de Guadalajara aprovechando que el alberga una importante colección de ropa íntima femenina con fondos que proceden de la colección la de la Diputación de Guadalajara a los que se han unido para la ocasión otras aportaciones particulares, ha informad la Diputación en nota de prensa.

Las prendas íntimas expuestas pertenecen, desde el punto de vista de su elaboración, al mundo artesanal: Las propias mujeres han elaborado con sus manos estas prendas; en algún caso puntual es probable que ciertos tejidos hayan sido manufacturados también por ellas, pero en el resto habrían adquirido las telas, que posteriormente han cortado, bordado y adornado con distintas técnicas y labores.

A través de procedencia se pueden apreciar diferencias entre las de la fértil y próspera , de donde proceden la mayor parte de las piezas, y donde las mujeres estaban muy apegadas a la casa mientras los hombres atendían el trabajo en el campo, y desde niñas se ocupaban en el aprendizaje de labores y en la confección de sus propios ajuares.

Distinto era el ámbito de las sierras y de los lugares alejados de los grandes núcleos, donde las mujeres trabajaban también en las tareas ganaderas y en la mayor parte de las tareas agrícolas, cargando además con las ocupaciones relacionadas con el cuidado del hogar y de los numerosos vástagos por lo que el era bastante menor el tiempo para el cuidado personal y la confección de ropas íntimas.

De la zona oriental de la provincia, el Centro conserva varias piezas de Castilnuevo, también confeccionadas artesanalmente, pero con técnicas menos depuradas, aunque esto no puede considerarse representativo pues de Maranchón () hay alguna pieza suntuosa, relacionable con la próspera economía del comercio.

Curiosamente, en la exposición hay una presencia limitada de la comarca alcarreña, de momento por carecer de piezas representativas aunque se supone que dada su amplitud y diversidad habrá algunas muy similares a las de la exposición pues de hecho se conocen costumbres como la de confeccionarse los ajuares, que eran expuestos al público en lugares populosos como Horche.

La muestra está organizada por el Centro de la Cultura Tradicional dependiente del Servicio de de Guadalajara y está coordinara por el técnico responsable del mismo, , con la colaboración de y Mª () y de y (Escuela de Folklore). Las coplas que acompañan la exposición pertenecen a la tradición oral de la provincia y han sido recopiladas por diversos autores (, y José Antonio Alonso).

Las imágenes que ilustran la exposición han sido tomadas del Archivo del Centro de Cultura Tradicional y del CEFIHGU (sobre todo de los Fondos ). Como complemento el Centro ha elaborado un cuidado catálogo coordinado por José Antonio Alonso con una introducción sobre el ámbito de la indumentaria y su origen, las telas y los tejidos empleados, las técnicas o incluso la tradición oral relacionada con estas prendas así como las correspondientes fichas detalladas de las piezas expuestas.

La exposición (entrada gratuita) estará abierta en los horarios habituales de la Posada del Cordón (Sábados de 11 a 14 y de 16 a 18 horas, y domingos y festivos de 11 a 14), que se mantiene abierto en virtud de un convenio de colaboración anual entre la Diputación y el Ayuntamiento de Atienza.

Como se sabe, este Centro alberga una importante colección de piezas, cedidas a la Diputación de Guadalajara por la familia Alonso-Calleja relativas a la Cultura Tradicional de Guadalajara, complementadas por otras propiedad de la Diputación (Fondos Escuela de Folklore, fundamentalmente) y otras cesiones particulares puntuales que suman más de 600 piezas que se exponen permanentemente en unos 400 metros cuadrados, distribuidas en ocho grandes áreas temáticas: identidad, medio natural y arquitectura, ciclo anual, creencias y espiritualidad, hombre y mujer, vida cotidiana y hogar, artes populares y comunicación, y actividad económica