Durante la ejecución de estas obras se realizarán las actuaciones imprescindibles que garanticen un nivel de seguridad adecuado en la infraestructura, según ha informado la CHT en nota de prensa.

Estas actuaciones consisten en la inspección, comprobación y adecuación del estado tensional de todas las barras de anclaje instaladas en la presa, en la monitorización de la evolución del estado tensional de las mismas en una muestra representativa de éstas, en la prolongación de la impermeabilización de la cortina de inyecciones, en la ejecución de los trabajos de drenaje del macizo de la margen derecha para evitar el aumento en la tensión de trabajo de los anclajes de este estribo, alejándolos del de rotura, y en la rehabilitación de la red de drenaje de la presa con el fin de recuperar la que fue inutilizada durante las obras de los años 2001-2002.

La presa de La Tajera, con cota de coronación de 964 metros y una altura sobre cimientos de 62 metros, es de titularidad estatal y está gestionada por la Confederación Hidrográfica del Tajo. Se sitúa en los municipios de Sotillo, Cifuentes y Torremocha del Campo y regula las aportaciones de la cabecera del río Tajuña, abasteciendo la zona regable de la vega del Tajuña y a la Mancomunidad Almoguera-Mondéjar.