Los aficionados al disfrutaron ayer del extraordinario concierto que Quartet ofreció en el Teatro Auditorio Buero Vallejo de nuestra ciudad.

Más de 700 personas ocuparon las butacas del emblemático recinto para disfrutar de la música de una leyenda viva del jazz que ha compartido escenarios con nombres míticos del género y que ha compuesto algunas de las melodías consideras clásicas: Stable Mates, Killer Joe, Whisper Not, o I Remenber Cliffford, homenaje a .

El legendario saxo tenor, acompañado de excelentes músicos: Jean monne al piano; Ignasi González contrabajo, y a la batería, puso un brillante broche al ciclo de Jazz que el Patronato Municipal de Cultura del Ayuntamiento de Guadalajara ha organizado en este otoño.

La calidad y variedad de estilos y de grandes figuras que han pasado por Guadalajara quedó patente ayer con la actuación de Golson. Hay que recordar que en el recinto del Moderno han actuado , y .

Entre las novedades del presente año en Jazz Guadalajara, la incorporación del escenario del emblemático Teatro Auditorio Buero Vallejo como lugar de dos de los conciertos, -el de apertura del ciclo con y el de cierre de ayer-, se ha revelado como “un gran acierto”, ya que el TABV ha aportado un “toque especial” y ha permitido que en cada una de estas actuaciones, “más de 700 personas hayan disfrutado de los conciertos”, apunta Armengol Engonga, concejal de Cultura.

En anteriores ediciones los conciertos de Jazz Guadalajara se celebraban en el espacio Tyce y en el Moderno, dos recintos con muy buenas cualidades, pero con menor capacidad.

Con la incorporación del TABV se ha ampliado la oferta, con un espacio de más aforo, lo que ofrece más posibilidades para los aficionados, “sin que por ello se haya perdido la magia de este género musical, al tiempo que se ha complementado perfectamente con el Teatro Moderno, un clásico ya en este tipo de ciclos”, añade el edil.

Otro gran acierto ha sido la celebración de conciertos y clases pedagógicas sobre jazz, en el Moderno, para colegios e institutos. Es año que se han celebrado y, según señala Engonga, “han tenido una gran aceptación”.

El balance final que se hace desde el PMC no puede ser más satisfactorio. El jazz tiene en Guadalajara un público fiel y grandes entendidos, “lo que es un reto a la hora de programar este ciclo”, concluye.