En este contexto, ha explicado que una muestra del nuevo impulso que está dando el Gobierno regional a las inversiones empresariales, y del dinamismo de las empresas, es que los expedientes aprobados por el en el primer semestre de 2018 superan el total de proyectos presentados desde 2014. Las inversiones que superarán los 116 millones de euros, con ayudas a la inversión de más de 22 millones de euros, se sumarán a otras presentadas en 2018, que se encuentran en fase de tramitación por importe de más de 435 millones de euros, según ha informado la Junta en nota de prensa.

“Estas cifras hacen de 2018 el año de mayor inversión empresarial en Castilla-La Mancha”, ha apuntado la titular regional de Economía, que también ha recordado la inversión de 9,5 millones de euros prevista en la empresa Hydro Aluminium.

En pleno Corredor del Henares, la consejera ha reconocido que esta parte de la región está aprovechando su posición privilegiada para convertirse en un eje estratégico generador de empleo. Ha recordado que es la tercera vez, en los últimos meses, que visita un proyecto industrial en el Corredor, y, en los tres casos, se puede comprobar cómo un eje logístico también genera las sinergias necesarias para multiplicar nuestra actividad industrial.

A este respecto, ha hecho alusión a , que está ya en funcionamiento en Cabanillas; a la empresa , que desarrollará su actividad en Fontanar o la propia Hydro Aluminium que aporta materia prima, el aluminio, que también es susceptible de emplearse como en el envasado de alimentos y productos farmacéuticos, así como en otras aplicaciones técnicas, además de, en formatos más gruesos, como la industria automotriz, el transporte, la construcción, la industria naval y la producción eléctrica. “Un ejemplo claro de cómo la interconexión de los distintos sectores económicos genera un círculo virtuoso que favorece la instalación de diferentes actividades que se complementan las unas a las otras”, ha dicho.

Del mismo modo, ha indicado que el puso en marcha la Estrategia de Impulso Económico y de la Competitividad para el Corredor del Henares, y en el marco de la misma, la , con el objetivo prioritario de impulsar la economía y la competitividad empresarial tanto en el Corredor como en su zona de influencia.

Patricia Franco ha agradecido la presencia en Castilla-La Mancha del embajador del Reino de Noruega en España, así como de toda la representación institucional de este país, que ha conocido la principal inversión empresarial del país en la región. Ha subrayado además que en 2018, Castilla-La Mancha fue la segunda región española en la que más crecieron las exportaciones a Noruega, un crecimiento de un 147 por ciento.

HYDRO ALUMINIUM

Hydro Aluminium es una multinacional noruega puntera en innovación. Una empresa que se dedica a la producción de uno de los materiales del presente y el futuro. Sus cualidades le hacen idóneo para adaptarse a multitud de aplicaciones, y además su facilidad de reciclado lo convierten en más económico y más ecológico.

La compañía es una empresa global del aluminio, dedicada a la producción, las ventas y las actividades comerciales en toda la cadena de valor, desde la obtención del mineral a la producción de aluminio primario o en productos laminados, así como su propio reciclaje; todo ello con un enfoque destinado al sector de las energías renovables, en el que también tiene participación la compañía, así como en el sector del petróleo y del gas natural.

Cuenta con 13.000 empleados que participan en actividades en más de 50 países en todos los continentes. Norks Hydro cuenta con cuatro filiales en nuestro país: las fabricantes de perfiles Hydro Aluminium Extrusión Spain, S.A. (ahora Sapa Extrusión Spain, S.A.), Hydro Aluminium Miranda, S.L. (ahora Sapa Extrusión Miranda, S.L.), Hydro Building Systems Southwest, S.L. (ahora Sapa Building Systems Southwest, S.L.) e Hydro Aluminium Azuqueca, esta última dedicada al reciclado de aluminio.

Las instalaciones de Azuqueca de Henares, con 49 empleados, producen el aluminio en diferentes presentaciones y formatos, a partir de la refundición del aluminio reciclado, lo que la convierte en una planta industrial con un innegable carácter sostenible, desde el punto de vista medioambiental. La planta de fundición y reciclado de aluminio en Azuqueca tiene una capacidad de producción de 60.000 toneladas anuales de tochos de aluminio para la industria de la extrusión y unos equipos productivos que la hacen ser una de las plantas más modernas de Europa en su especialización. Factura unos 387 millones de euros de una facturación total de más 9.300 millones de euros.

El formato de salida de producto más común en la planta de Azuqueca es el aluminio laminado, que se usa en el envasado de alimentos y productos farmacéuticos, así como para otras aplicaciones técnicas. Al tiempo que, en formatos más gruesos, se destina a la industria automotriz, el transporte, la construcción, la industria naval y la producción eléctrica.