Con gritos de ‘No es solución a la despoblación’ o ‘Fraguas revive cueste lo que cueste’, varios cientos de personas, entre los que había también algún representante de Ahora Guadalajara y de Podemos, se han movilizado en un recorrido que ha partido de las puertas de la Subdelegación del Gobierno para concluir ante la Delegación de la Junta de Castilla-La Mancha en la capital.

Cuatro de los seis jóvenes condenados a un año y seis meses de prisión por un delito de ordenación del territorio han estado esta tarde en esta movilización y alguno de ellos, que sigue viviendo en este antiguo pueblo, no muestra ninguna intención de moverse de allí, al menos voluntariamente.

Ni los jóvenes ni los colectivos que les apoyan entienden la denuncia interpuesta en su momento por la Junta contra ellos teniendo en cuenta que los pueblos de la provincia de Guadalajara se están despoblando poco a poco.

Tal y como han señalado a Europa Press, con que la Junta retirase la responsabilidad civil sería suficiente para parar este proceso teniendo en cuenta que precisamente, a lo que no están dispuestos estos jóvenes es a “financiar la demolición del pueblo porque creemos que está mal”, pero si están dispuestos a pagar la multa.

De las seis personas que hay condenadas, actualmente solo dos siguen viviendo en Fraguas.

Con respecto a la vía judicial, desde el despacho de Abogados que representa a estos jóvenes están estudiando ya la presentación de un recurso ante una instancia superior y la previa suspensión de la condena.