El presidente de la Denominación de Origen Mondéjar, , ha calculado que será aproximadamente una semana el tiempo que haya que esperar para las variedades de tempranillo, cabernet sauvignon y syrah, agregando que la maduración va mejor que en la pasada cosecha y “la viña viene mejor porque ha llovido más y las temperaturas están siendo buenas”.

Según ha señalado a Europa Press, la uva está “bastante sana” y espera que en unos días esté “lista para recogerse”, estimando que la vendimia se prolongue hasta mediados de octubre.

Una vendimia que desde hace años ya se lleva a cabo casi en su totalidad con maquinaria, algo que, tal y como señala el presidente de la DO, hubo que plantearse ante la falta de gente para vendimiar y que ahora ha conllevado también que la mayor parte de las viñas sean ya en espaldera.

En cantidad también se prevé una recogida superior a la cosecha del pasado año pero “dentro de la normalidad”, teniendo en cuenta que el 2017 fue seco, ha apuntado este viticultor.

Además, ha admitido que el agua caída en las últimas tormentas, salvo el granizo que “apedreó una pequeña zona” de la comarca, “ha venido casi bien” para las viñas.