En torno a cuarenta personas, entre científicos e investigadores de primer orden, catedráticos y representantes de las administraciones implicadas en el proyecto de (Museo de , IGME, Parque Natural del Alto Tajo y Diputación Provincial) conforman el asesor de la candidatura, que se constituyó el pasado lunes durante una reunión celebrada en la sede del IGME en Madrid. El Comité será el responsable de trazar la hoja de ruta de todas las acciones que se desarrollen en el ámbito del molinés.

El comité científico del Geoparque de la comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo es “el mejor (de la Red Europea de Geoparques) en términos de cantidad y calidad de las personas que lo integran”. Así lo entiende, Artur Agostinho de Abreu e , coordinador científico del Geoparque de Arouca (Portugal) y miembro del comité de coordinación de la Red de Geoparques, que participó, en calidad de asesor, en la reunión constitutiva de este comité, que se celebró el pasado lunes en el y (IGME), en Madrid.

De esta manera, el Geoparque molinés consolida los cimientos científicos de su candidatura con un equipo formado por cerca de cuarenta personas entre científicos, investigadores, catedráticos y representantes de las instituciones implicadas en el proyecto (el Museo de Molina de Aragón, el IGME, la Diputación Provincial y la Junta de Comunidades de Castilla-La Mancha, a través del Parque Natural del Alto Tajo).

Para Artur Agostinho de Abreu e Sâ, el papel de este comité debe de materializarse en “la búsqueda de nuevas estrategias e iniciativas para el desarrollo científico”, desde el punto de vista, no sólo de la Geología, sino también, de la Biología, la Sociología, la Historia y la Economía, en definitiva, “todas las áreas científicas son llamadas a contribuir a que se mire al territorio de Molina y el Alto Tajo como un campo de trabajo científico de enorme calidad y potencial, que contribuya, al mismo tiempo, al desarrollo de la comunidad”, matiza el miembro del comité de la Red.

Tal y como explica, , coordinador del proyecto y director del Museo Comarcal de Molina de Aragón, el comité gestor del Geoparque, se complementa con dos comités asesores, uno de carácter científico, el que se configuró el lunes, y otro de carácter social, formado por los agentes sociales de la comarca.

Las directrices emanadas de las recomendaciones de estos comités marcarán la hoja de ruta de las actuaciones que se desarrollen en el ámbito del Geoparque, tanto por parte del Comité gestor, como de las administraciones, a nivel comarcal, provincial y regional. La reunión estuvo marcada por la inminente visita de la comisión evaluadora de la Red Europea de Geoparques, que se producirá, previsiblemente, a finales del próximo mes de junio o principios de julio.

Durante la sesión, se reconoció la minuciosa labor que se ha llevado a cabo en la elaboración del proyecto para el Geoparque de Molina de Aragón-Alto Tajo por parte del equipo gestor y asimismo se puso de manifiesto la necesidad de concretar algunos de los aspectos en los que se ha estado trabajando durante los últimos cuatro años en un “masterplan” o plan director, que sirva de guía a la gestión del Geoparque en los próximas anualidades.

También se acordó la creación de distintas comisiones encargadas de elaborar un catálogo con los espacios y elementos destacados susceptibles de requerir de políticas específicas de protección y conservación; y potenciar los puntos de mayor interés paisajístico a partir de miradores, desde donde se pueda explicar de manera integral, desde distintas vertientes, lo que admira el observador, así como las medidas de conservación de aquellos recursos que necesiten protección, o el desarrollo de los aspectos destacables de cara a la promoción turística de la comarca .

Además, se insistió en la necesidad de involucrar a toda la comarca en la puesta en valor de su patrimonio geológico, pero también biológico, histórico, etnográfico, etc. como parte de un amplio proyecto de futuro, que impulse el desarrollo socioeconómico de la zona.

Los miembros del Comité científico asesor del Geoparque Molina de Aragón-Alto Tajo que asistieron a esta primera sesión constitutiva son , profesor de la ; Juan Carlos Gutiërrez Marco, paleontólogo del CSIC; , profesor de la ; (IGME); , investigador del Real Jardín Botánico; (); , directora del Museo Geológico y Minero; , científico Titular en el Instituto Geológico y Minero de España y Coordinador de la Estación paleontológica Valle del Río Fardes; Raul Gorgues Pinet; Arthur Agostihno e Sâ, coordinador científico del Geoparque de Arouca (Portugal) y miembro del comité de coordinación de la Red de Geoparques; José Antonio Martinez Perruca, geólogo del Museo de Molina; , jefe de servicio de de la Diputación Provincial; , jefe de servicio del Patronato de Cultura; , diputada de Desarrollo Rural y ; , periodista; Rafael Ruiz de la Coba, exdirector del Parque Natural del Alto Tajo; , profesora de la Facultad de Historia de la UCM; , investigador del Área de Patrimonio Geológico del IGME; , arqueólogo; (IGME) y Juan Manuel Monasterio, coordinador del proyecto y director del Museo Comarcal de Molina de Aragón.

Apoyo de la comunidad científica

Los integrantes del comité científico están “absolutamente” convencidos del potencial que tiene la comarca de Molina de Aragón-Alto Tajo de cara a la declaración de Geoparque, pendiente del veredicto de la comisión evaluadora, que se conocerá en septiembre durante la XIII Conferencia de la Red Europea, en el Geoparque de Cilento e Vallo di Tiano (Italia).

En este sentido, Artur Agostinho de Abreu e Sâ, ensalza el “enorme potencial de esta comarca para ser declarada Geoparque” que reúne “elementos de carácter geológico, biológico, arqueológico, histórico, cultural con un potencial increíble. Es un proyecto holístico, donde todos los valores del territorio son llamados a participar y a ser puestos en valor”, comenta. “Después de casi 40 años de haber trabajado en esta comarca, de conocer paso a paso y casi piedra a piedra, la enorme riqueza geológica, paisajística y etnológica de la zona, me parece excepcional que por fin se lleve a cabo una acción seria, no solo de divulgación, sino también de protección de cara, sobre todo, al desarrollo de una región deprimida y, sin embargo, absolutamente privilegiada. Por cierto, como otras muchas de la provincia de Guadalajara, que es una gran desconocida”, señala Alfonso Sopeña, miembro del Instituto de Geociencias, un centro mixto del y de la .

Por su parte, Lucía Enjuto, diputada de Desarrollo Rural y Medio Ambiente, quien además es licenciada en Geología, destaca que la comarca de Molina ha sido un auténtico laboratorio para los estudiantes de esta disciplina científica, muchos de los que hoy conforman el comité científico y “han hecho incluso sus tesis doctorales en la zona”. “Es uno de los Geoparques con mayor apoyo científico”, afirma Enjuto, “lo que está animando más, si cabe, a los que formamos parte de esta candidatura”.

¿Qué es un geoparque?

De acuerdo con la UNESCO (1999), un geoparque se corresponde con un territorio con un patrimonio geológico de excepcional singularidad donde se lleva a cabo un proyecto de desarrollo basado en su conservación y promoción turística. La declaración de geoparque lleva implícita unos objetivos económicos y de desarrollo muy claros basados en tres principios básicos: La existencia de un patrimonio geológico que sirva de protagonista y eje conductor; la puesta en marcha de iniciativas de geoconservación y divulgación y la potenciación del desarrollo socioeconómico y cultural a escala local. Los pilares básicos que sustentan la creación y funcionamiento de un geoparque son, por tanto, un patrimonio geológico, su geoconservación y el desarrollo local.

Los Geoparques surgieron a principios de la década de los 90 en Europa, siendo Francia, Alemania, Grecia y España los socios fundadores. Desde entonces, su número ha ido en aumento, con un total de 82 geoparques (49 de ellos en Europa) repartidos en 18 países. Sólo el año pasado se presentaron 16 candidaturas en todo el mundo y en la actualidad hay en España ocho geoparques: Geoparque del Maestrazgo (Teruel), Parque Natural de las (Córdoba), Parque Natural del Cabo de Gata (Almería), Sobrarbe (Huesca) y (Guipúzcoa), , Villuercas-Ibores-Jara (Cáceres) y Cataluña Central (Cataluña).