Durante una visita a la población serrana de Hiendelaenciana en la que ha mantenido una reunión con el alcalde, , Escudero ha aseverado que “el despliegue de la fibra óptica en los pequeños municipios de la región como es una prioridad del Gobierno regional para estos cuatro años, que se enmarca dentro de nuestra apuesta clara por afrontar la despoblación rural”.

En este sentido, el Ejecutivo autonómico se propone instalar durante los próximos cuatro años esta tecnología ultrarrápida en los 260 municipios con menor población de la provincia de Guadalajara, una de las más afectadas de la región por la pérdida de población en las últimas décadas, según ha informado la Junta en nota de prensa.

Esta “ambiciosa iniciativa”, ha dicho, se inscribe dentro de la cooperación abierta entre el Gobierno de Castilla-La Mancha y las diputaciones provinciales, encaminada a generar oportunidades de desarrollo en el medio rural castellano-manchego, a través de la evolución de las telecomunicaciones. Para ello, la inversión prevista para el conjunto de la región asciende a 120 millones de euros, de los que cerca de 20 millones de euros se destinarán a la provincia de Guadalajara.

Castilla-La Mancha es la región española donde más ha crecido la cobertura de fibra óptica desde el año 2015, según los informes sobre la cobertura de banda ancha publicados por la Secretaria de Estado para el Avance Digital.

En la actualidad, 216 localidades de la región disponen de este tipo de tecnología ultrarrápida, es decir el 74 por ciento de la población. Esto significa una progresión de más del 50 por ciento de esta clase de conectividad móvil con respecto al año 2015, cuando solo las cinco capitales de provincia contaban con fibra óptica.

MÁS DEL 90 POR CIENTO DE LA POBLACIÓN ALCARREÑA, CONECTADA A 4G

El Gobierno de Castilla-La Mancha ha realizado también “un significativo” esfuerzo económico a lo largo de la última legislatura para llevar la conectividad 4G a toda la región, especialmente al territorio rural que concentra ratios de población inferiores a 200 habitantes, a donde no llegan las grandes operadoras de telecomunicaciones. En el caso de la provincia de Guadalajara, esta inversión se ha traducido en un total de 9 millones de euros, de los que tres millones se han dedicado a la comarca de la Sierra Norte. De este modo, el municipio de Hiendelaencina disfruta de servicio de conexión 4G desde el año 2016.

A este respecto, el consejero de Desarrollo Sostenible ha enfatizado durante su recorrido por esta localidad de la Sierra Norte de Guadalajara que “hemos invertido un 28 por ciento más que el para acercar las telecomunicaciones a nuestros pueblos, un esfuerzo, que define nuestro compromiso para protegerla la vida en el medio rural y nos diferencia frente a los que entonces miraron para otro lado y cerraron escuelas rurales y centros de salud”.

En la actualidad, la provincia de Guadalajara suma 207 antenas de telecomunicaciones con cobertura 4G, frente a las cinco que había al inicio de la pasada legislatura. De este modo, el 93 por ciento de la población alcarreña se encuentra ya conectada a esta tecnología ultrarrápida. Con respecto, a la comarca de la Sierra Norte, 88 de sus 149 municipios cuentan con una antena 3G o 4G, lo que significa que el 96 por ciento de la población tiene acceso ya a la conexión móvil por banda ancha.