En rueda de prensa, la concejala de Festejos ha reconocido el malestar que existe por partes de los clubes y deportistas que cada día entrenan en estas pistas, un espacio que precisamente se está rehabilitando y mejorando en este momento y que ha motivado que tanto por parte de estos colectivos se haya mostrado ya su disconformidad con la propuesta.

Los usuarios de los pistas han sido informados y la edil ha admitido que la opción no ha gustado y por ello ha señalado que están trabajando “sin descanso” para que estos conciertos tengan el “mínimo impacto” sobre las pistas de atletismo y que se puedan usar salvo los días de montaje y de concierto.

En todo caso, Simón ha explicado que “parece” que el anterior Gobierno municipal del PP tenía intención de trasladar estos eventos al entorno del pero “no se trabajo en ninguna línea” para poder celebrarlos allí, por lo que este año tendrán que volver a celebrarse en las pistas de la Fuente de la Niña.

Igualmente, ha descartado que para las fiestas de este año se puedan celebrar ni en el Escartín ni en el Ferial; en el primer caso porque según un informe de la “se podría poner en riesgo la seguridad de las personas” porque no es viable, como tampoco lo es a nivel técnico, además no hay un plan de movilidad.

Según ha expuesto, esta espacio no cuenta con planes de evacuación, al tratarse de un espacio cerrado, los vehículos de montaje y desmontaje no podrían acceder al interior ni hay espacio suficiente para que aparquen fuera; pero además, se tendría que haber acondicionado y vallado ya la ribera del río Henares para evitar problemas de seguridad vial, y parece ser que en dos meses no da tiempo.

Lo cierto es que algunos conciertos ya apuntaban a que se iban a celebrar en el Escartín y en el Recinto Ferial, pero según Simón, la opción del Recinto Ferial es también del todo inviable porque no hay espacio para congregar a unas 8000 personas.

Para Simón, “la seguridad de las personas está por encima de todo”, ha dicho, asegurando que desde el día que finalicen las ferias de este año se trabajará “sin descanso” en pro de otro modelo, y así se lo han trasladado a las propias peñas, que también estas fiestas seguirán en las misma ubicación.

Simón ha querido recordar que fue precisamente el concejal del anterior , , quien llevó a la Fuente de la Niña los conciertos y ha lamentado que en doce años ni él, ni el entonces alcalde, , hayan hecho nada para buscar una nueva ubicación.

La concejala piensa que se debería haber trabajado en una alternativa en la que no se ha trabajado pero ha asegurado que están trabajando en la puesta en marcha de medidas para garantizar que no haya daños y que todos los eventos deportivos se puedan hacer sin problemas.

También ha dicho que se el Festival Gigante se celebrará en la Fuente de la Niña, y por ello ya se está trabajando en ver cómo se organiza porque coincide con un evento deportivo.

Para algunos clubes parece ser una auténtica aberración y aunque Simón lamenta que tenga que ser así, admite que la única opción real a fecha de hoy es que sigan los conciertos en el mismo lugar porque si no fuera así, no celebrar los conciertos.

En cuanto a las entradas de los conciertos, están a la venta desde este martes y como en anteriores ediciones habrá precios especiales para las personas empadronadas en la ciudad.

Para el concierto de Taburete del 6 de septiembre el precio será de 12 euros para las personas empadronadas y hay reservadas 1.500 entradas en taquillas; para el resto serán a 15 euros y si es el día del concierto 20 euros en taquilla; el concierto del 13 de septiembre, Marea, costará 20 euros para empadronados y 25 venta anticipada y 30 el día del concierto.

El 14 de septiembre, concierto de , las entradas costarán 20 euros para empadronados; 25 venta anticipada y 30 el día del espectáculo.