El pasado miércoles ocurrió un accidente de circulación a la altura del ramal de salida ha la vía de servicio situada en el kilómetro 51,300 de la autovía A-2 (-Fornels de la Selva), sentido Madrid, término municipal de Guadalajara, consistente en el vuelco sobre la calzada de un camión articulado, quedando uno de los carriles de la autovía totalmente cortado a la circulación, resultado su conductor y único ocupante herido leve, ha informado la Guardia Civil en nota de prensa.

Personados en el lugar del siniestro agentes de la Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Guadalajara, junto con bomberos, personal sanitario y una empresa encargada del mantenimiento de la Autovía, procedieron a asegurar la zona para evitar nuevos accidentes y auxiliar al conductor que fue trasladado hasta el para ser atendido de sus heridas, observando los agentes que el mismo presentaba síntomas evidentes de hallarse bajo los efectos de bebidas alcohólicas.

Sometido el conductor a las pruebas reglamentarias de detección alcohólica en el centro hospitalario mencionado con anterioridad, arrojó un resultado positivo de 0,99 y 0,91 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, rebasando en más de seis veces el límite permitido (0,15 miligramos de alcohol por litro de aire espirado).

Como consecuencia de este accidente de circulación, el reseñado carril de salida de la Autovía quedó totalmente cortado hasta que a lo largo del pasado jueves se retiró la mercancía que transportaba, así como el vehículo accidentado, para lo que fue necesario la presencia en el lugar de dos grúas de gran tonelaje, dadas las dificultades técnicas que presentaba la zona para realizar dichas tareas.

La Guardia Civil del Subsector de Tráfico de Guadalajara instruyó las correspondientes diligencias por un presunto delito contra la seguridad del tráfico, por conducir un vehículo a motor bajo la influencias de bebidas alcohólicas, poniendo a disposición judicial al conductor en calidad de investigado.