Las conferencias, que también se están desarrollando en , pretenden abordar el valor de unas telas que llegaron a Pastrana los primeros días de junio de 1667, cuando reunidos el deán y el cabildo de la Colegiata, leyeron una carta de Díaz de Vivar de Silva y , IV Duque , anunciando que enviaba al templo seis tapices, los cuatro de la serie del rey de Portugal referentes a las conquistas de Arcila y Tánger, y los dos de Alcázar Seguer, según ha informado la organización de este evento en una nota de prensa.

“Hoy, Pastrana no se entiende sin aquellos tapices, de la misma manera que resulta imposible estudiar la historia de estas obras de arte sin vincularlas a la Villa Ducal”, apunta el comunicado, que indica que en la organización de este evento, que se complementa con otras actividades, han participado el Museo de Tapices, la Diócesis de Sigüenza-Guadalajara, la Junta, la Diputación de Guadalajara, la Real Fábrica de Tapices, la , la , el Estudio de Conservación y Restauración de Tapices Pepa Garrido, la More Hispano y el propio Ayuntamiento de Pastrana.

HISTORIA DE LOS TAPICES

Otra de las charlas planteadas narra los hechos sobre dónde permanecieron las telas durante la mayor parte de los siglos XVI y XVII, hasta que fueron donados a la Colegiata de Pastrana, los cuales son “poco claros”. “En realidad, su recorrido en aquel tiempo es aún un misterio. Desde su encargo, por parte del Rey de Portugal, no se sabe con certeza cómo llegan a Castilla. Por eso es difícil establecer esa secuencia histórica”.

Fue el IV Duque de Pastrana, , quien los deposita en la Colegiata en los primeros días de junio de 1667, algo que se produjo en un momento “sumamente importante en la historia del árbol genealógico del linaje de la Casa de Pastrana, puesto que Rodrigo poco antes, por su casamiento, había pasado a ser el VIII Duque , quedando así la Casa de Pastrana ligada a la del Infantado, de un rango mayor”, explica la organización de estas jornadas.