Este mes de marzo, el detalle monumental del programa Guadalajara Abierta se adentrará en la tradición escultórica en época renacentista. Tomando como base los restos de los sepulcros de , camarero mayor de los duques del , y su esposa, , así como los fragmentos del sepulcro de los condes de Tendilla, los visitantes que acudan a la capilla de tendrán la oportunidad de conocer un poco más acerca del cambio que se produjo en el Renacimiento a la hora de decorar túmulos y representar al fallecido en ellos.

Los restos que se encuentran en la capilla estuvieron en su momento ubicados en la Iglesia de san Esteban de nuestra ciudad, y el convento de de Tendilla, actualmente desaparecidos. Constituyen, junto con los frescos que decoran la techumbre del edificio, los atractivos fundamentales del interior de la capilla, y forman parte habitual de la visita al edificio, mostrando parte del patrimonio de una época –el Renacimiento- en la que Guadalajara fue centro cultural indispensable en el centro de la península.