El arrestado, de nacionalidad rumana y 37 años de edad, ha sido acusado de un delito contra la seguridad vial al conducir un vehículo a motor bajo la influencia de bebidas alcohólicas, ya que presentaba un resultado de 0,96 y 0,98 miligramos de alcohol por litro de aire espirado cuando el límite permitido para conductores de este tipo de vehículos es de 0,15, según ha informado la Delegación del Gobierno en una nota de prensa.

Los hechos ocurrieron a las 12.30 horas del pasado 8 de agosto, cuando una patrulla del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Guadalajara recibió un aviso de la existencia de un vehículo averiado en la CM-1008, donde encontraron al conductor tratando de sustituir el neumático delantero izquierdo de un camión que ocupaba la totalidad del arcén y parte del carril derecho de la calzada.

Las diligencias instruidas por la Guardia Civil por este presunto delito contra la seguridad vial fueron entregadas, junto al detenido, en el Juzgado de Instrucción número cuatro de Guadalajara.