La vicepresidenta económica de la Diputación, Susana Alcalde, ha explicado que “esto significa que en los tres primeros meses de gestión del nuevo equipo de se ha logrado mejorar en 4 millones de euros el equilibrio entre ingresos y gastos del presupuesto de 2019 o, lo que es lo mismo, la estabilidad presupuestaria ha mejorado un 71,4% respecto a lo que nos encontramos”, según ha informado la Institución provincial en nota de prensa.

La vicepresidenta ha incidido en que “los informes sobre la estabilidad presupuestaria de la Diputación en el ejercicio 2019 los ha elaborado el , no el equipo de Gobierno” y que ahora el objetivo por el que trabajan “es conseguir que al cierre del ejercicio el objetivo de estabilidad se cumpla completamente para evitar un Plan Económico Financiero y para que el equipo de Gobierno tenga capacidad de decisión sobre las inversiones a las que puedan incorporarse los remanentes de tesorería”.

Tal como ha explicado, la Ley de Estabilidad Presupuestaria de las Administraciones Públicas “impide que, a día de hoy, al no cumplirse los objetivos de estabilidad de la Diputación puedan incorporarse remanentes de tesorería a inversiones, como de forma irresponsable y demagógica está pidiendo el Grupo Popular”.

En este sentido, ha recalcado que “la prioridad en este momento es corregir totalmente el desfase entre ingresos y gastos del presupuesto 2019 que aprobó el anterior equipo de Gobierno, porque un incumplimiento sostenido en el tiempo de los objetivos de estabilidad presupuestaria nos abocaría a tener que hacer un Plan Económico Financiero, que a lo mejor es lo que pretende el Grupo Popular”.

Susana Alcalde, por último, ha dejado claro que si consiguen que al cierre del ejercicio 2019 se cumplan los objetivos de estabilidad presupuestaria, y una vez ratificado ese cumplimiento por los informes correspondientes, “será el momento en que el equipo de Gobierno de la Diputación podrá determinar qué convocatorias y líneas de inversión se ponen en marcha en los municipios de la provincia con el remanente de tesorería”.