Estas ayudas, tal y como ha informado el diputado delegado de Promoción Económica, , que han sido aprobadas este viernes en Junta de Gobierno, “se han visto incrementadas de los 140.000 a los 200.000 euros, para poder llegar al máximo número de comercios y bares posibles contribuyendo al mantenimiento de una actividad que consideramos imprescindible en nuestros pueblos”.

“Desde el equipo de Gobierno hemos considerado necesario aumentar estas ayudas, que son muy demandadas, y que además contribuyen a mantener la vida en nuestros pueblos como centro de actividad económica y lugar de reunión en otros casos”, ha dicho el diputado responsable, según ha informado la Diputación en un comunicado.

El objeto de esta convocatoria, cuyo plazo se abrirá en el momento en que se publique en el Boletín Oficial de la Provincia (BOP), es la concesión de subvenciones para favorecer el mantenimiento y consolidación de la estructura comercial existente en los núcleos de población de hasta 500 habitantes, tanto municipios como pedanías, barrios y Entidades de Ámbito Territorial Inferior al Municipio (EATIM), pudiendo ser beneficiarios todos los trabajadores que lleven a cabo su actividad en algunos de estos núcleos de población y que estén dados de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos.

Son actividades subvencionables las industrias del pan, comercio al por menor de frutas, carnes, pescados, productos alimenticios, farmacias, comercios de combustibles, cafés, bares o peluquerías, entre otros.